Según datos a los que ha tenido acceso La Última Hora, de los 300 millones de euros que la Vicepresidencia de Derechos Sociales destinó a las comunidades autónomas para gastos derivados del Covid19, 100 millones se han dedicado a los servicios sociales comunitarios para cubrir alimentación y necesidades de muchas familias desde que se decretó el estado de alarma.

De todas las comunidades autónomas Canarias es la que más ayudas a destinado a personas en situación de exclusión, más de 11 millones de euros de los 14 millones recibidos.

Por el contrario, Andalucía que también posee unas altas tasas de pobreza y desigualdad solo ha destinado a tal fin 6,5 millones de euros de los 52 millones de euros recibidos.

De los 300 millones de euros cedidos a las comunidades autónomas un 20% se ha invertido en financiar las sustituciones de trabajadores contagiados o de baja por el covid 19 y a reforzar las plantillas de residencias de ancianos y servicios sociales.

Otro 19,40% ha sido destinado a reforzar el servicio de ayuda a domicilio para personas mayores y dependientes para compensar el cierre de centros de día, comedores…

Extremadura ha invertido el 61,48% de los 8 millones de euros recibidos en reforzar el personal de sus centros residenciales y sociales, convirtiéndose así en la comunidad autónoma que más dinero ha invertido a tal fin. Mientras tanto, Madrid solo ha dedicado un 17,04% de los 39 millones cedidos a la comunidad a pesar de poseer 42.000 residentes mayores.

Respecto al tema del refuerzo de servicios de ayuda a domicilio Andalucía se pone a la cabeza invirtiendo el 56% de los más de 51 millones recibidos. En la otra parte se encuentra la Comunidad de Madrid que ha dedicido dedicar solo 2,3 millones, un 5,95% del total.

En lo que sí destaca la Comunidad de Madrid es en que ha sido la región que más recursos ha destinado a comprar equipos de protección para el personal sanitario o asistencial. El Gobierno madrileño se ha gastado más de 15 millones de euros de los 39 millones procedentes del departamento de Pablo Iglesias para reforzar a las autonomías por los gastos derivados de la pandemia, lo que supone un 38,92%.

En la otra parte encontramos a Cataluña que ha dedicado un 26,37% y Andalucía que solo ha invertido un 1,93%, o lo que es lo mismo, se ha gastado un millón de euros.

Otra parte de los 300 millones del Gobierno de España, en concreto un 3,94%, ha sido destinado a proteger a personas sin hogar. También se han dedicado 1,2 millones de euros para reforzar la teleasistencia para las personas mayores, siendo Galicia la región que más ha invertido en este servicio gastanto un 8,82% de los 17 millones de euros recibidos.

Para los servicios de rehabilitación y terapia ocupacional trasladados a los domicilios han ido a parar 4,5 millones de euros y solo han invertido en los servicios de descanso para personas cuidadoras o medidas de conciliación para familias monoparentales con bajos ingresos tres comunidades: Madrid, Galicia y Castilla y León.