Este jueves, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha anunciado la creación de un incentivo fiscal para los nuevos inversores en la región que sirva de «contrapeso» al Impuesto Temporal de Solidaridad de las Grandes Fortunas impulsada desde el Gobierno central.

La presidenta madrileña lo ha explicado de la siguiente forma: «Un ciudadano de cualquier lugar del mundo que quiera venir a crear riqueza a Madrid e invierta su patrimonio, ya sea una vivienda, en una empresa, en productos financieros… en lo que sea, obtendrá una deducción en el impuesto sobre la renta que gestionamos desde la Comunidad de Madrid equivalente al 20% de lo que invierta aquí».

Siguiendo con la estrategia del PP de Madrid de beneficiar a las grandes fortunas, el Gobierno de Ayuso ha dejado claro que recurrirán el impuesto del Gobierno de Pedro Sánchez, al que denominan como «nuevo golpe confiscatorio contra el ahorro», ante el Tribunal Constitucional.

Ayuso, de nuevo con los ricos: anuncia un nuevo incentivo fiscal que sirva de "contrapeso" al impuesto a las grandes fortunas de Sánchez / Imagen: EP
Ayuso, de nuevo con los ricos: anuncia un nuevo incentivo fiscal que sirva de «contrapeso» al impuesto a las grandes fortunas de Sánchez / Imagen: EP

La previsión es que el nuevo incentivo fiscal sea aprobado por el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid en las próximas semanas e iniciar su tramitación parlamentaria antes de la disolución de la Asamblea por las elecciones autonómicas y municipales del próximo 28 de mayo.

La nueva medida fiscal beneficiará a cualquier persona que no haya vivido en España en los últimos cinco años e invierta su patrimonio en la región madrileña, «generando riqueza y prosperidad para todos». El inversor podrá desgravar el 20 % del total de lo destinado durante los siguientes seis años.

En opinión de Ayuso, el impuesto del Gobierno ha sido diseñado contra Madrid para paralizar su inversión «y provocar que los patrimonios se vayan», además de causar que «todos seamos igual de pobres» en lugar de ayudar al que menos tiene para que viva en igualdad de oportunidades.

«El Gobierno de Sánchez lo ha llamado impuesto de solidaridad a las grandes fortunas, como si quien más tiene pagara cantidades ingentes de impuestos», ha manifestado la presidenta de la Comunidad de Madrid. Y ha añadido que se está obligando a Madrid a recuperar el impuesto de patrimonio que su Ejecutivo «no quiere cobrar».

De esta forma, Ayuso continúa con su batalla fiscal que, desde el pasado septiembre, lleva enfrentando a las autonomías «populares» con el Ejecutivo central. Precisamente es la Comunidad que dirige Ayuso, la que registra, junto con Andalucía (que también ha iniciado esa carrera fiscal), la menor inversión en sanidad pública por habitante. La Comunidad de Madrid también se encuentra a la cola de inversión en educación pública por alumno.

Medidas similares impulsadas desde el Ejecutivo regional como la reducción del IRPF supuso un ahorro de 0€ para las rentas inferiores a 12.000 euros, que suponen el 30% de la población.

Los ciudadanos que cobran hasta 30.000 euros, es decir, el 40% de la población, experimentaron un ahorro de 5€ y los que ganan hasta 60.000 euros (el 23%) se ahorraron 11€.

Sin embargo, aquellos cuyas ganancias superan ese umbral (el 7% de toda la población madrileña) se ahorraron 4.500 euros.

DEJA UNA RESPUESTA