La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso ha vuelto a disculparse por la organización del acto de cierre del hospital de campaña de Ifema. Sin embargo, lejos de asumir totalmente sus errores, se ha defendido alegando que cuando se trabaja en espacios abiertos, «no hay contagios apenas». 

Asimismo, responsabilizó a los sanitarios de la aglomeración en el recinto ferial y criticó a los madrileños por las escenas del fin de semana. «Ifema ha sido un hospital milagro, eso ha sido IFEMA y es lo que ha de quedar. Otra cosa es que el día que eso se apaga haya una ilusión generalizada, Me equivoqué invitando a todos los representantes de los partidos. A esto se suma todo el personal del hospital, más bomberos y voluntarios. Se juntó muchísima gente y nos dejamos llevar, era un día de explosión de alegría», ha afirmado la presidenta madrileña en una entrevista en el Canal 24 Horas de RTVE.

Ayuso ha justificado que al tratarse de «un hospital al aire libre y de grandes dimensiones, IFEMA no ha tenido contagio entre profesionales. Ningún sanitario nos ha dicho que haya tenido síntomas». «Cuando se trabaja en espacios abiertos no hay contagios apenas, en ese momento vivimos la fiesta por la vida. Fue un cúmulo de situaciones. Lamento esas imágenes, hay que dar ejemplo», ha añadido la presidenta madrileña.

También ha detallado que desde el Gobierno regional hicieron una invitación con un protocolo, en el que se mantenían «las distancias de seguridad». En este sentido, ha reconocido que ahí el error fue haber invitado a demasiados diputados de la Asamblea y concejales del Ayuntamiento.

A pesar de disculparse, en otra entrevista en Ondacero la presidenta de la Comunidad ha culpado a la Delegación del Gobierno y algunos políticos de intentar utilizar el acto de clausura de Ifema, en el que se reunió mucha gente, para intentar «eclipsar» el éxito de este hospital provisional y como «una contrafoto al 8M».