Aproximadamente 25 facultativos han accedido al local Asociación Vecinal Manoteras dispuestos a encerrarse como forma de protesta simbólica contra el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso en la Comunidad de Madrid.

Los profesionales médicos han declarado durante las próximas horas “haremos brainstormings para pensar formas de protesta y propuestas para la sanidad pública”, relata a Público Berta Hidalgo, una médica de familia en un centro de salud en el Barrio de la Concepción.

Los médicos han accedido al local con sus batas blancas, dispuestos a encerrarse de forma simbólica para visibilizar la necesidad de una negociación y mejoras en la atención primaria.

Desde las organizadoras de esta protesta se explica que los médicos rotarán para combinar la huelga, la cobertura de servicios mínimos y el encierro, y que el local también será utilizado como un punto de información para que la ciudadanía sepa lo que está sucediendo en la sanidad pública.

“Es una iniciativa muy especial. Hay un millón de madrileños sin médico de familia o pediatra asignado. Cada vez les ve uno distinto y pueden beneficiarse de las cualidades de la Atención Primaria. Aquí va a haber siempre médicos para que la presidenta o el consejero de Sanidad vengan a negociar cuando ellos quieran. La población no entiende que no hayan estado en ninguna de las negociaciones”, ha declarado Ángela Hernández, secretaria general de AMYTS, para el digital.

DEJA UNA RESPUESTA