Este viernes la presidenta madrileña y recientemente elegida presidenta del Partido Popular en Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha anunciado los nombres de las personas que van a componer la nueva ejecutiva del Partido Popular madrileño.

La estructura del partido se ha reducido considerablemente y el PP de Madrid ha pasado de tener seis vicesecretarias a únicamente cuatro. Han sido eliminadas la vicesecretaría de Estudios y Programas que dirigía Marimar Blanco y la vicesecretaría de Comunicación.

En su cúpula Ayuso ha incluido a una alcaldesa imputada y a la responsable de la firma de la adjudicación del contrato de las mascarillas que enriqueció a su hermano durante la peor etapa de la pandemia para las administraciones a la hora de hacerse con material sanitario.

Ana Millán, la alcaldesa imputada por un supuesto caso de prevaricación administrativa 

Ana Millán, alcaldesa de Torremolinos y hasta ahora vicesecretaria de Acción Sectorial del PP, imputada junto a un empresario que se habría beneficiado de unas contratos durante su anterior etapa como concejala en el Consistorio, pasará a ocupar la vicesecretaría de Organización y Territorial del partido en la región.

Ayuso incluye en su nuevo equipo a la responsable de la firma de la adjudicación del contrato de mascarillas que enriqueció a su hermano
Ayuso incluye en su nuevo equipo a la responsable de la firma de la adjudicación del contrato de mascarillas que enriqueció a su hermano

Ana Dávila-Ponce, la viceconsejera de Asistencia Sanitaria que firmó la adjudicación del contrato a Priviet Sportive SL

Además de Millán, Ayuso también ha incluido como secretaria de discapacidad a Ana Dávila-Ponce, la viceconsejera de Asistencia Sanitaria de la Comunidad de Madrid que firmó a mano la adjudicación del contrato de las mascarillas a la empresa Priviet Sportive SL.

En el contrato firmado por Dávila-Ponce por 1,5 millones de euros se especificaba la compra de mascarillas para destinarlas al pabellón 10 de Ifema. En este contrato se subraya que el contrato se adjudicó el 1 de abril de 2020 a partir de los procedimientos de urgencia del primer estado de alarma.

El documento está firmado a mano y no cuenta con el código seguro de verificación que acompaña a otros documentos del mismo expediente y que suelen llevar estas resoluciones de la administración pública para certificar su autenticidad, tal y como informa LUH!

DEJA UNA RESPUESTA