La presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, pidió al Gobierno central el sábado, durante un acto institucional del día de la Virgen de La Paloma, que «pilote» las medidas acordadas entre las comunidades autónomas, como el cierre del ocio nocturno o la prohibición de fumar en espacios públicos a menos de dos metros de otras personas, para no «volver locos a los ciudadanos» con una «catarata de normativas» por regiones

Es llamativo que la presidenta madrileña, la más dura de todos los presidentes autonómicos con el Gobierno central durante la crisis sanitaria, quien en mayo reclamaba «plenas competencias en materia sanitaria», pida ahora el mando único para todo el territorio nacional.

Así se lo ha hecho saber el secretario general del PSOE-M, José Manuel Franco, quién ha afeado a Ayuso esta reclamación y le ha pedido que «deje gobernar a quien ha ganado las elecciones» regionales «si no es capaz de gestionar» los intereses de los ciudadanos.

«Esto demuestra una gran incompetencia por parte del Gobierno autonómico de Madrid para resolver la crisis sanitaria», sostiene el secretario general de los socialistas madrileños, que critica también que ahora «no se sabe» cuántos casos asintomáticos hay en la Comunidad de Madrid o que «siguen cerrados muchos centros de Atención Primaria en lo que se refiere a las urgencias».

«Y una vez más, ante la falta de diligencia, la señora Ayuso, el PP, tiene que recurrir a la iniciativa privada, pero no sabemos si será un paso más que viene dando ya el Partido Popular en el tema de la privatización de la Sanidad en Madrid», ha añadido sobre el contrato adjudicado a una empresa del grupo Quirón para sumar 22 rastreadores.