El pasado mes de diciembre, el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso indicó a las residencias de mayores que su plan de vacunación era suministrar las primeras dosis en todos los centros durante la primera quincena del mes de enero, según recoge infoLibre.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, también marcó unas fechas similares: “El objetivo que tenemos esta semana es que todas las residencias de mayores hayan recibido la primera dosis de vacuna y que el próximo 18 de enero Araceli, la primera mujer vacunada, reciba la segunda dosis”.

Pero a tres días de que culmine el plazo, según datos de la Consejería de Sanidad, el Gobierno de la Comunidad de Madrid solo ha inyectado la primera dosis de la vacuna al 43% de los residentes de estos centros .

A día de hoy, una parte importante de geriátricos de la región siguen sin saber nada de las inyecciones. Algunos de ellos se pusieron en los últimos días en contacto con la Asociación Madrileña de Atención a la Dependencia (Amade), que decidió enviar a sus asociados un cuestionario interesándose por cómo se estaba desarrollando el proceso de vacunación.

Las cifras que arrojó el sondeo les dejó perplejos. A día de hoy solo el 11,25% de los centros que forman parte del colectivo ha recibido la visita de los equipos especializados en inyectar las dosis, es decir, el 88,75% no saben ni cuándo ni cómo se administrarán las dosis a sus residentes.

Una vez que esté vacunado el primer grupo de población, es decir, las personas mayores de las residencias y los profesionales sanitarios, se decidirá cuáles van a ser los siguientes grupos de población que van a recibir las dosis de las vacunas contra el Covid-19 y se regirá por criterios como el riesgo de mortalidad, la posibilidad de que estas personas puedan contagiar más o el impacto socioeconómico de la actividad que desarrollan, entre otros.

Las pequeñas residencias de Madrid están que arden porque critican que el ritmo de vacunación en las pequeñas y medianas residencias, que dependen de la visita de sanitarios públicos o de la Cruz Roja, avanza lento, mientras los gigantes del sector, que vacunan con sus propios sanitarios, ya han recibido las dosis la primera semana y calculan acabar antes de lo previsto.

La presidenta de Amade, Pilar Ramos, criticó que no entiende esta priorización o que se haga una diferenciación entre lo público y lo privado. «Los que deberían priorizarse son los que están libres de covid”, señaló.

La Comunidad de Madrid, que se encuentra a la cola en el proceso de vacunación ha sido criticada por el lento arranque de la campaña que empezó hace varias semanas. La Consejería de Sanidad rechazó un ofrecimiento de los sanitarios del Ayuntamiento de Madrid, al mismo tiempo que contrataba a 25 sanitarios de Cruz Roja para poner la vacuna en las residencias pequeñas.

Otra medida muy criticada fue la decisión inicial de parar el proceso en fines de semanas y festivos. Además, se ha conocido el caso de la residencia Valdesur de Madrid que ha vacunado contra la covid-19 a familiares de los trabajadores y sacerdotes que visitan sus centros, al no tener una supervisión directa de la Comunidad.

Muchos geriátricos siguen sin saber nada de la vacuna

El fracaso de Ayuso: solo se ha suministrado la primera dosis de la vacuna en las residencias el 43% de residentes
El fracaso de Ayuso: solo se ha suministrado la primera dosis de la vacuna en las residencias el 43% de residentes

Este miércoles, Amade ha trasladado al Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso su indignación ante esta situación, un encuentro en el que el Gobierno regional se comprometió a buscar soluciones.

Al lento ritmo de vacunación de la Comunidad de Madrid se la ha sumado ahora el temporal Filomena que ha provocado retrasos en la llegada de las dosis de las vacunas y falta de personal que no podían llegar a sus centros de trabajo.

La Consejería de Sanidad se ha limitado a explicar a infoLibre que se ha empezado a suministrar las dosis por los centros más grandes para alcanzar al mayor número de personas.

Los únicos datos que dan son de carácter general: “En la Comunidad de Madrid se han administrado hasta ayer 25.754 dosis de vacuna en centros socio-sanitarios, lo que supone casi el 43% sobre la población diana de ese ámbito”, por lo que parece difícil que toda la población diana pueda haber recibido la primera dosis de la vacuna antes de que termine el mes de enero.

En regiones como La Rioja ya se ha suministrado en todas las residencias la primera dosis. Por el mismo camino van también Galicia y Andalucía que tienen previsto que en lo que resta de semana ya se haya suministrado la primera dosis a todos los residentes y personal de los centros sociosanitarios. Mientras, en la otra cara de la moneda se encuentran la Comunidad de Madrid y el País Vasco.

DEJA UNA RESPUESTA