La expresión «me gusta la fruta» ha vuelto a resonar en la arena política, marcando el nacimiento de un icono del «ayusismo». La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha recuperado su mítica frase y la ha dirigido públicamente a Pedro Sánchez, en un episodio que recuerda al debate de investidura donde esta peculiar declaración vio la luz por primera vez.

En aquella ocasión, durante el debate de investidura, el entonces candidato Sánchez mencionó al hermano de Isabel, Tomás Díaz Ayuso, y la caída en desgracia del líder popular, Pablo Casado. Ante el revuelo generado, la presidenta madrileña y su equipo defendieron que la frase «me gusta la fruta» fue pronunciada en lugar de un insulto que muchos creyeron leer de sus labios.

La repetición de esta peculiar situación ha ocurrido este miércoles, cuando Díaz Ayuso reaccionó a través de Twitter (hoy llamado X) después de escuchar las declaraciones de Pedro Sánchez desde Marruecos.

Ayuso retoma su lema: 'Me gusta la fruta' resuena nuevamente frente a las declaraciones de Pedro Sánchez
Ayuso retoma su lema: ‘Me gusta la fruta’ resuena nuevamente frente a las declaraciones de Pedro Sánchez

El presidente del Gobierno expresó su opinión sobre una trama de corrupción vinculada a un estrecho colaborador del exministro José Luis Ábalos. Sánchez, mostrando su voluntad de colaborar con la justicia, señaló la «extraña» posición del Partido Popular (PP) en este caso.

Sánchez destacó que Alberto Núñez Feijóo ascendió a la presidencia del PP después de una denuncia de Casado sobre este presunto caso de corrupción relacionado con el hermano de Ayuso. Además, señaló que el asunto «no ha sido ni investigado ni recriminado por la actual dirección del PP».

Ante estas afirmaciones, Díaz Ayuso respondió en sus redes sociales, asegurando que «todo fue investigado por distintas instancias y se demostró que no había nada». A continuación, la presidenta de la Comunidad de Madrid ha lanzado su frase estrella de los últimos tiempos.

La frase «me gusta la fruta» parece haberse convertido en una especie de lema distintivo de la presidenta madrileña en situaciones de controversia. Este nuevo episodio añade un capítulo más a la relación entre Ayuso y Sánchez, marcada por intercambios públicos y confrontaciones políticas que mantienen la atención de la opinión pública.

DEJA UNA RESPUESTA