Desde que se iniciaron los paros y huelgas en la sanidad pública madrileña desde el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso se ha insistido en especificar las intenciones políticas como motivación principal de dicha huelga.

A pesar de dichas palabras turbulentas aseguran que están «con las manos abiertas» para alcanzar un acuerdo con el sector, pero manifiestan a los profesionales sanitarios de «no estar pensando en los pacientes» y querer «cosas distintas».

Uno de los más acérrimos defensores de esta línea es el el vicepresidente del Ejecutivo, Enrique Ossorio, quien esta semana lo ha manifestado abiertamente en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.

«No están pensando en los pacientes, sino en un alargamiento del conflicto por razones estrictamente políticas», aseguraba Ossorio.

«Nuestra voluntad es la mejor, queremos tener los mejores servicios sanitarios, con profesionales que estén a gusto en su trabajo, que es muy importante, y que a los pacientes se les dé un mejor servicio pero parece que hay otros que quieren cosas distintas», continuaba arremetiendo.

Ante los cuestionamientos sobre ser la Comunidad con menor gasto, ya que según el vicepresidente popular, «si tú eres una Comunidad Autónoma con una población más envejecida tienes un mayor gasto».

1 Comentario

DEJA UNA RESPUESTA