La situación de las residencias de mayores del país debido al coronavirus covid-19 sigue siendo dramática, cada día aparecen decenas de casos de contagiados y fallecidos, pero sigue sin conocerse cuál es la cifra exacta de fallecidos en estos centros.

Aunque esa información ha sido solicitada hace una semana a las comunidades autónomas los datos no llegan y las autonomías se defienden diciendo que desconocen estas cifras y se remiten a dar datos globales de fallecidos, sin desglosar.

Salvador Illa señala que los fallecidos a los que se le realizaron las pruebas de coronavirus son contabilizados como caso confirmado, pero según los trabajadores de estos centros a los residentes que se quedan en la residencia no se les ha hecho ninguna prueba, por lo tanto si fallecen con síntomas no se contabilizan como tal. Las pruebas se les realizaron básicamente a los residentes que fueron trasladados a centros hospitalarios.

El ministro ha recordado que se han entregado dos millones de test rápidos a las comunidades que son las que se encargan de realizar las pruebas en hospitales y residencias pero se desconoce, hasta ahora, la cantidad que se están haciendo y los resultados.

Illa ha explicado que se reunirá con los consejeros de salud de las comunidades autónomas para mejorar la colaboración y la comunicación, importante en esta fase que comienza cuando debería comenzar la detección de casos leves.

Pero si a alguien afecta esa falta de transparencia además de los residentes es a los familiares. «Al sufrimiento que supone no poder ver a tus seres queridos, se le suma que no hay información», apunta el presidente de la Plataforma por la Dignidad de las Personas Mayores en Residencias, Miguel Vázquez. Y añade: «Nos tememos, por lo que estamos viendo, que esta falta de transparencia se deba a que se estén incumpliendo los protocolos del Ministerio de Sanidad, que instan a separar a los residentes si tienen síntomas, son positivos o están asintomáticos».

Parece que España ha pasado ya el pico de contagios y ahora el objetivo es doblegar la curva, algo que parece posible al comprobar que la reducción de nuevos contagios se refieren a personas que se infectaron al inicio del confinamiento total, hace entre dos y tres semanas.

Los últimos datos publicados por el Ministerio de Sanidad este lunes arrojan la menor cifra diaria de contagios y fallecidos en España desde finales de marzo. En concreto España tiene 169.496 contagiados, 17.489 muertos y 64.727 curados. Las muertes solo han crecido un 3,05% respecto al domingo y la de contagios un 2,09%.

DEJA UNA RESPUESTA