El exdiputado de Ciudadanos y ex alto cargo de empresas como Coca Cola se lamentaba en redes sociales sobre la ITV: “Hay mucho sinvergüenza en las ITVs”, comenzaba atacando.

“Como tienen un cupo obligado para dar ‘desfavorables’ -porque si no les mandan una auditoría-, se ensañan con quienes no conocen y son permisivos con sus amiguetes”, continuaba intentando explicar en Twitter.

“Basta ya de estas concesiones mercenarias, chupópteras y parasitarias, que viven de poner palos en las ruedas de la ciudadanía en vez de dar un servicio real”, sentenciaba.

“Sois unos perfectos sinvergüenzas: el coche, recién salido de un taller, con una inspección pre-ITV certificada, y tumbado por menudencias. Nos vanos a otra ITV dentro de la CA de Madrid y que ’os vaya bonito”, se terminaba calentando.

Joan Baldoví, ávidamente, ha utilizado este frenesí impávido de De Quinto y ha logrado responderle: “Lamento que hayas sufrido lo que significa privatizar un servicio”.

Una escueta intervención que sirve para tanto afrentar a la actualidad, como, por ejemplo, por la situación de la Comunidad de Madrid.

Además, también lo ha utilizado para rematar tirando a lo suyo: “Gracias a @Compromis los valencianos y valencianas tendremos una ITV pública de nuevo en 2023”.

DEJA UNA RESPUESTA