El magistrado Baltasar Garzón ha sido entrevistado en el programa La Sexta Noche de La Sexta tras haber estado ingresado diez días por una neumonía bilateral provocada por el coronavirus.

Ante el periodista Iñaki López ha asegurado estar «bien», aunque ha precisado: «Todavía me queda poco de suciedad de pulmón izquierdo, pero estoy a la espera de los resultados de la analítica».

Garzón ha querido analizar las palabras del presidente del Gobierno Pedro Sánchez, quien apeló a la unidad política para apoyar las medidas del Gobierno. Ha dicho estar «perplejo con la afirmación de Sánchez de que no hay ‘Plan B'», si bien sí ha reconocido que la entiende, aunque ha insistido: «El Estado de alarma no se puede imponer de forma imperativa. Hay que convencer y dialogar. Es muy grave afirmar que no existen medidas alternativas». En este sentido, ha lamentado echar «de menos el diálogo político».

Sobre los reproches de la oposición, ha lamentado las acusaciones que ha vertido Vox: «Me parece deprimente, inhumano y rechazable que se haga responsable en medio de una pandemia a una persona, en este caso a Iglesias, de algo que saben que objetivamente no es así».

«La asunción de responsables de las residencias se produce el 19 de marzo», ha recordado el juez, que ha tachado el lenguaje empleado por Vox de «vaciedad absoluta»: «Me consta que la fiscalía está haciendo los tramites necesarios para investigar esos hechos graves en las residencias. Hay que saber qué ha ocurrido y dónde están las responsabilidades».

Ese discurso de Vox «es fascista en cuanto a que se basa a la mentira reiterada, en la deformación de la realidad, para generar un estado de ánimo con el objetivo de conseguir fines que van en contra de la propia situación”, ha continuado Garzón. El magistrado ha vuelto apelar «a la conciencia y al diálogo político» para unir esfuerzos en la lucha contra el virus.