El exjuez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón cree que la consolidación de la extrema derecha es fruto de la falta de respuestas de las fuerzas democráticas a los problemas de la sociedad.

En una entrevista con EFE con motivo de la publicación de su libro “No a la impunidad”, Baltasar Garzón asegura que hay actores políticos que se han apropiado del espacio que han dejado vacantes los partidos y que deberían recuperar con “más derechos, más justicia social y más proximidad a las necesidades de los ciudadanos”.

“Hay un desarrollo político demasiado endogámico”, explica el exjuez, impulsor de la plataforma Actúa en la que concurrirá Gaspar Llamazares a la Presidencia del Gobierno, que denuncia también los “enroques de confrontación” en la política española.

Baltasar Garzón, que no tiene intención de ser el candidato de la formación a las elecciones del Parlamento Europeo, considera que hay “demasiada polarización” y que los partidos progresistas están obligados a entenderse.

“No permitamos que otros discursos como los de la extrema derecha se instauren por la falta de entendimiento del sector progresista”, pide Baltasar Garzón, que pide hacer frente a los discursos contrarios a los avances del estado democrático.

El exjuez ve “muy difícil” dar ahora una salida ahora al conflicto catalán porque “hay un escenario judicial que lleva su ruta” y un problema territorial que seguirá existiendo tras la sentencia y que antes o después se tendrá que encauzar en su opinión con el diálogo.

“Yo no soy nacionalista ni soberanista, soy internacionalista. Abogo por una España federal y por tanto lo que tenemos que hacer es buscar el punto de encuentro”, expone Garzón.

El exjuez, inhabilitado por el Tribunal Supremo en 2012 por un periodo de 11 años por haber ordenado escuchas a los abogados y a los detenidos por el caso Gürtel, espera que del juicio del “procés” salga una sentencia justa que convenza a la ciudadanía y esté alejada de valoraciones ideológicas.

“Esa sentencia va a ser clave para la confiabilidad del sistema judicial y democrático”, dice Garzón, que confía en que la sentencia “sea justa y responda a las pruebas practicadas”.

Baltasar Garzón publica “No a la impunidad”, el primer libro de una trilogía sobre jurisdicción universal, terrorismo y narcotráfico en el que repasa los esfuerzos realizados a nivel internacional contra los abusos de los poderes políticos y económicos y reivindica avanzar hacia una justicia universal.

“No nos podemos permitir los países democráticos renunciar a instrumentos que protegen a la humanidad”, afirma el juez, que pide combatir a los gobiernos que anteponen sus intereses a los de los ciudadanos.

En materia de memoria histórica, Baltasar Garzón valora que el Ejecutivo de Pedro Sánchez haya puesto de nuevo en la agenda la memoria histórica con la creación de una Dirección General en el Ministerio de Justicia y las iniciativas para la exhumación del dictador Francisco Franco.

“El Gobierno ha hecho lo que debía de hacer un gobierno sensato que cuida del derecho a la verdad, la justicia y la reparación, pero todavía falta”, explica el exjuez, que cree que las iniciativas se han quedado en buenas intenciones que confía en que se retomen en una próxima legislatura.

Inhabilitado por el Tribunal Supremo en 2012 por un periodo de 11 años por haber ordenado escuchas a los abogados y a los detenidos por el caso Gürtel, Garzón espera que del juicio del “procés” salga una sentencia justa que convenza a la ciudadanía y esté alejada de valoraciones ideológicas.

Por Lourdes Velasco

Deja un comentario