El programa Liarla Pardo ha entrevistado al ex juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón para conocer su opinión sobre la ausencia de que Felipe VI en el acto anual de entrega de despachos a la nueva promoción de jueces en Barcelona, un acto al que acostumbra a ir.

«La figura del Rey en una toma de posesión de una promoción de jueces es interesante pero no es imprescindible», ha señalado Garzón.

«Por otra parte, el poder judicial emana del pueblo y, por tanto, los jueces, que son administradores de ese poder judicial y no poder en sí mismo como dijo la número uno en su discurso, deben asumir que el funcionamiento del Estado puede ser de una forma o de otra», ha añadido.

Sin embargo, según el magistrado, deberíamos conocer los motivos de esa ausencia y pide que haya transparencia.

Respecto a esta ausencia, el presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, reconoció sentir un enorme pesar. Para Garzón, no es apropiado ni institucional  que haya mostrado su opinión y lo único que hace es calentar más el ambiente. Además lo ha calificado como «una salida de tono».

Durante el acto y tras tomar la palabra Lesmes, se pudo escuchar el grito de «Viva el Rey». En relación a esto, Garzón ha explicado que a él le gusta demostrar fidelidad a las instituciones y no hace falta reivindicar en un momento la figura del Jefe del Estado cuando no venía a cuento. «Nadie ha puesto en duda la solvencia ni la credibilidad del Rey», ha aseverado el magistrado.

«A mí lo que me preocupa es que -Lesmes- siga como presidente del Consejo y que no se haya renovado. Se pueden hacer nombramientos en funciones porque no deberían estar allí”, ha zanjado.