El misterioso artista británico callejero Bansky ha vuelto a crear una obra, pero en esta ocasión deja de lado la denuncia social de sus pinturas y se pasa a la acción directa. El artista ha financiado un barco para rescatar migrantes en el Mediterráneo, el Louise Michel, un buque llamado así en honor a la anarquista feminista francesa.

Como no podía ser de otra forma, también se ocupó del diseño de la cubierta con el dibujo de una niña con un chaleco salvavidas y un flotador con forma de corazón y de color rosa chillón. El barco se encuentra ahora en el Mediterráneo rescatando refugiados que intentan llegar a Europa huyendo de su país de origen.

Zarpó en secreto para evitar ser interceptado por las autoridades el 18 de agosto desde el puerto de Burriana, cerca de Valencia, según informa The Guardian.

En septiembre de 2019 Bansky contactó por correo electrónico a Pia Klemp, la excapitana de varios barcos de ONG que han rescatado a miles de personas en el mar en últimos años. Ese fue el comienzo de la historia del Louise Michel:

«Hola, Pia. Soy un artista del Reino Unido y he hecho algunos trabajos sobre la crisis migratoria, obviamente no puedo quedarme con el dinero. ¿Podrías usarlo para comprar un barco nuevo o algo así? Por favor hágamelo saber. Bien hecho. Banksy», decía el email.

Este barco está gestionado por una tripulación vinculada a la ONG alemana Sea Watch-formada por 10 miembros que se identifican como «activistas antirracistas y antifascistas» y que abogan por un cambio político radical. Como proyecto feminista que es también el barco, solo las mujeres miembros del equipo pueden hablar en nombre del Louise Michel.