La número uno del PSC por Barcelona en las elecciones generales del 28 de abril, Meritxell Batet, ha considerado este martes que la última encuesta electoral publicada por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) avala el «peligro» de un gobierno formado por PP, Cs y Vox.

«Está todo muy abierto porque hay muchísima gente que no ha decidido aún su voto», ha señalado en declaraciones a los medios antes de participar en un almuerzo con empresarios en la Cámara de Comercio de Barcelona, en alusión al cerca de 40 % de los encuestados que han manifestado que aún no saben qué votarán el 28A.

Según el último barómetro del CIS, el PSOE obtendría 138 diputados y podría optar por formar Gobierno con Ciudadanos o con la suma de Unidos Podemos, sus confluencias y Compromís, pero la suma de PP, Ciudadanos y Vox no alcanzaría en ningún caso la mayoría absoluta del Congreso, cifrada en 176 escaños, ya que en el mejor de los casos solo sumarían 166 escaños.

Sin embargo, el alto número de indecisos hace que Batet considere que «la posibilidad de que se constituya un gobierno con las tres derechas, PP, Cs y Vox, es real», por lo que ha defendido que los socialistas necesitan «un apoyo muy mayoritario y sólido» para garantizar un gobierno presidido por Pedro Sánchez «que avance».

La ministra y candidata socialista también se ha referido a la decisión del juzgado de instrucción número 13 de Barcelona de procesar a una treintena de investigados por el 1-O, entre ellos varios ex altos cargos del Govern de Carles Puigdemont, por los delitos de malversación, desobediencia, falsedad, revelación de secretos y prevaricación.

«No hago valoraciones sobre decisiones judiciales, lo que puedo expresar es máximo respeto por las decisiones judiciales y los procedimientos abiertos», ha señalado al ser preguntada por los medios.