En un apunte en su cuenta de Twitter, recogido por Europa Press, la ministra lamenta que una vez más «los intolerantes han atacado la sede del PSC de Barcelona», en referencia a las pintadas y a que también han arrojado huevos.

«Es el resultado de actitudes extremistas, excluyentes y peligrosas. No queremos una sociedad enfrentada; queremos construir y reconciliar a la sociedad catalana, para poder ocuparnos de los problemas de las personas», ha añadido.

También a través de su cuenta en la red social, Collboni ha explicado que la sede de su formación ha amanecido «atacada por quienes quieren un país excluyente».

«No nos intimidan, nos dan más motivos para seguir defendiendo una Barcelona abierta dónde cabemos todos y todas», ha advertido el candidato al Ayuntamiento de Barcelona.

DEJA UNA RESPUESTA