En declaraciones a los periodistas desde Tortosa (Tarragona), ha asegurado que no valoran como “gesto político” hacia Cataluña el cumplimiento de este precepto –que señala una inversión equivalente al peso del PIB catalán en el estatal, sobre el 18%–.

“Si se acaba cumpliendo lo valoraremos estrictamente como un cumplimiento”, ha declarado Bel, que también ha dicho que el Estado no quedaría exento de incumplimientos anteriores en materia de inversiones en Cataluña.

Ha dicho que los PGE solo se aprobarán si hay una propuesta de solución política para Cataluña, y ha recalcado: “Solución política no es presupuestaria”.

Además, ha comentado: “El problema no es solo presupuestar lo que toca, sino después cumplir lo que se presupuesta, y los grados de cumplimiento de las inversiones ínfimas de los Presupuestos Generales del Estado en Cataluña han estado por debajo de la media del resto del Estado”.

Deja un comentario