El Gobierno de Belice promueve nueva legislación que permita celebrar una consulta, tan pronto como sea posible, para determinar si la población decide que sea la Corte Internacional de Justicia (CIJ) quien dirima la disputa fronteriza con Guatemala.

El primer ministro de Belice, Dean Barrow, dijo este sábado a medios locales que espera que el nuevo proyecto legislativo, que fue aprobado el viernes con la mayoría del Gobierno en la Cámara Baja del Parlamento, sea ratificado la próxima semana en el Senado para convertirse en ley y celebrar así la consulta popular.

La iniciativa gubernamental se produce después de que el Tribunal de Apelación de Belice rechazara esta semana escuchar la solicitud del Ejecutivo, que intentaba anular una decisión del juez Kenneth Benjamin, que aplazó el referendo sobre llevar la disputa fronteriza con Guatemala.

Benjamin, presidente del Tribunal Supremo de Belice, anunció que se suspendía el referendo hasta que la corte analizara el recurso interpuesto por seis abogados que representan al Partido Popular Unido (PUP, por sus siglas en inglés) de Belice, el principal de la oposición, que pone en duda la constitucionalidad de la consulta.

«Este nuevo proyecto de ley está diseñado para garantizar que la gente de este país tenga su referéndum», subrayó Barrow.

El líder de la oposición, John Briceño, dijo por su parte que no hay absolutamente ninguna urgencia para aprobar esa legislación, por lo que votó el viernes en contra de la iniciativa.

Barrow acusó a la oposición el viernes de haber apoyado la consulta popular para determinar si la CIJ es quien dirime la disputa fronteriza con Guatemala durante años y de evitarlo en el último momento con un recurso.

Barrow recordó que la consulta contaba con el apoyo del PUP y un grupo de expertos legales internacionales totalmente respaldados por el gobernante Partido Democrático Unido (UDP).

«Me estremezco por la forma en que la historia los juzgará», agregó Barrow en referencia a la oposición.

Briceño sostuvo que el documento que establecía la realización de la consulta para el pasado día 10 debía ser llevado al Parlamento para su debate antes de que se celebre cualquier referéndum sobre el problema de la frontera entre Guatemala y Belice.

Se espera que el nuevo proyecto de ley vaya al Senado a principios de la próxima semana.

Aunque Guatemala reconoció la independencia de Belice en 1991, continúa reclamando más de la mitad de su territorio, incluidos varios cayos en el Mar Caribe.

Guatemala celebró el 15 de abril de 2018 una consulta, en la que el 95 % de los votos fueron a favor del sí, para poner un punto final a la histórica disputa territorial, insular y marítimo con Belice por la vía de la CIJ.

DEJA UNA RESPUESTA