Microsoft Japón ha querido acabar con la reputación del país de las malas condiciones laborales. La multinacional ha probado durante un mes su Proyecto de Reforma de Trabajo con 2.600 empleados que han reducido su jornada laboral a 4 días y han aumentado su fin de semana a 3 días.

Japón ha luchado durante mucho tiempo con una cultura de exceso de trabajo. El problema es tan grave que el país incluso ha acuñado un término para ello: karoshi significa muerte por exceso de trabajo por enfermedades inducidas por el estrés o depresión severa.

La compañía presentó un programa este verano en Japón llamado “Work Life Choice Challenge”, que cerró sus oficinas todos los viernes de agosto y según los datos publicados este viernes por la propia compañía informática recogidos por el medio nipón Sora News 24, la productividad de ese mes aumentó un 39,9%, pues los empleados iban al trabajo menos cansados, más animados y más concentrados.

Además de reducir las horas de trabajo, los gerentes instaron al personal a reducir el tiempo que pasaban en reuniones y respondiendo correos electrónicos. Sugirieron que las reuniones no deberían durar más de 30 minutos. También se alentó a los empleados a reducir por completo las reuniones mediante el uso de una aplicación de mensajería en línea.

Además, al trabajar un día menos, la empresa también ahorró un 23,1% en electricidad, un 58,7% en tinta de impresora y papel y un 25,4% relacionado con los días libres que pedían antes los empleados.

Queda demostrado de esta forma que reducir la jornada a 4 días puede ser muy beneficioso, tanto para los trabajadores como para la empresa, por lo que ya son muchos los que están pidiendo que esta práctica se extienda a más regiones y compañías.

Vídeo Recomendado:

1 Comentario

Deja un comentario