Los nuevos acreedores principales del Grupo Prisa son desde esta semana BlackRock y CVC, dos de los mayores fondos de inversión del mundo. Esto supone por un lado que que cualquier operación corporativa requiere de su aprobación, y también que estos grupos tendrán un enorme peso en lo que publica El País o la SER, marcando su línea editorial.

Blackrock ya forma parte del accionariado de todos los grandes bancos españoles, tras haber comprado un 4,3% de Bankia en mayo, poseer el paquete más significativo del Santander (5,08%), el segundo de CaixaBank (3,07%) y el tercero de Bankinter (3,65). Así que un fondo buitre norteamericano maneja la banca española, y ahora también los mayores medios de comunicación al comprar la deuda de Prisa y poseer más del 4% de Mediaset, además de inversiones en Atresmedia y Planeta.

BlackRock y el grupo Prisa

Si la situación del periodismo en España ya es crítica, esta noticia puede suponer la estocada final a la independencia de los grandes medios de comunicación: tal y como informa El Confidencial, BlackRock, CVC Credit Partners, Sculptor  y Farrallon Capital Management se han hecho con casi la mitad de la deuda neta de Prisa, que suma más de 1.000 millones de euros. Aunque ahora cotiza en torno al 95% de su valor nominal, parte de esa deuda ha sido adquirida en momentos más turbulentos para las finanzas de Prisa y, por ello, con descuentos de hasta el 50%.

Accionistas de la gran banca en España. Fuente: Público.es
 Accionistas de la gran banca en España. Fuente: Público.es
Eulixe
Artículo original de Eulixe