El pasado jueves 3 de diciembre, el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias reconoció que estaban estudiando la posibilidad de adoptar la semana laboral de cuatro días. Según sus palabras considera que favorecería sin duda la generación de empleo y ha dicho que le consta que el ministerio de Trabajo de Yolanda Díaz está estudiando la propuesta.

«Nosotros siempre hemos sido partidarios de la reducción de la jornada laboral. La propuesta es interesante y me consta que el Ministerio de Trabajo de Yolanda Díaz la está estudiando, y en el marco del diálogo social se va a explorar porque favorecería sin duda la generación de empleo», ha señalado.

A pesar de que esta misma semana se rechazó la enmienda de Más País a los Presupuestos para que las empresas puedan acogerse a esta reducción de jornada, el vicepresidente no dudó en presionar al resto del Ejecutivo de coalición y avanzó en una entrevista que Trabajo «explora» ahora esta modalidad laboral en el marco del «diálogo social»

Por su parte, Yolanda Díaz escribía a través de Twitter: «El tiempo de trabajo exige una nueva concepción, que atraviese, como ya estamos haciendo, leyes y usos laborales. La reducción de jornada, el control de horas extraordinarias, el derecho a la desconexión o la conciliación son elementos que deben dialogar en este necesario debate».

Además, según la ministra de Trabajo y Economía Social, en el marco del diálogo social no solo se tratará el tema de la reducción de la jornada de trabajo sino también aquellos relacionados con las horas extraordinarias o la distribución irregular de la jornada en cuanto a la flexibilidad.

El medio económico Bloomberg se ha hecho eco de que España estudia recortar la semana laboral a cuatro días para impulsar el empleo.

Bloomberg se hace eco de que España estudia una semana laboral de cuatro días
Bloomberg se hace eco de que España estudia una semana laboral de cuatro días

Unilever probará en Nueva Zelanda la semana laboral de cuatro días con el 100% del salario

Según recoge el medio, la multinacional Unilever probará a partir de diciembre y durante doce meses en Nueva Zelanda la semana laboral de cuatro días con el 100% del salario para mejorar el bienestar de los trabajadores y aumentar la productividad.

La empresa ha explicado que «los empleados participantes de Unilever Nueva Zelanda mantendrán sus salarios al 100% mientras trabajan el 80% del tiempo» y ha subrayado que los trabajadores contarán con flexibilidad para determinar «cuándo y cómo trabajarán mejor dentro de la nueva estructura».
Jacinda Ardern, primera ministra de Nueva Zelanda, ha propuesto la semana laboral de cuatro días para fomentar el turismo y la economía, así como otras opciones de trabajo más flexibles para permitir la conciliación de las familias.
Sin embargo, la empresa neozelandesa Perpetual Guardian ya se ha adelantado a Unilever y empezó la semana pasada a aplicar la semana de cuatro días laborales. Asegura que con esta iniciativa sus trabajadores están más concentrados y son más productivos tras el experimento, como recoge este reportaje de The Guardian publicado en elDiario.es.
Bloomberg señala que la idea de una semana laboral más corta ha existido durante años en todo el mundo, pero la pandemia de este año y su impacto en el trabajo, el bienestar y la desigualdad, ha llevado a un nuevo impulso para pensar en las economías y las estructuras sociales.