El BNG eligió el Pazo-Colegio de Fonseca, sede del Parlamento entre 1982 y 1989, para reclamar para Galicia el estatus político de nación en un acto convocado con motivo del 40 aniversario de la Estatuto, que se define como una “fórmula escrita en el pasado que hay que superar”, abriendo un debate “tranquilo” una vez finalizada la pandemia.

“ Nuestro horizonte es claro, queremos un nuevo estatus político para Galicia que nos reconozca como lo que somos: una nación, y avanzar hacia una relación con el estado confederado. Para ello, es necesario abrir un debate tranquilo y pacífico en el Parlamento y, superando la emergencia actual, tendremos que abordar este debate, porque no podemos permitir que Galicia, como nación histórica, quede relegada cuando el País Vasco y Cataluña avanza en esa dirección. ”La portavoz nacional, Ana Pontón, en su discurso.

Para lograrlo, el líder nacionalista llamó a superar un pasado «conformista» para sumarse al «desafío colectivo» de construir la Galicia del futuro.

“Hoy quiero llamar a una gran tarea para esta década, la de pensar y construir colectivamente una nueva Galicia, quiero llamar a un gran sueño colectivo, no de simples reformas, sino de grandes transformaciones, no de simples pasos hacia adelante, pero de saltos ambiciosos hacia el futuro, hacia un futuro que nos coloca a la vanguardia de las naciones más prósperas y justas ”, proclamó.

El BNG pretende superar el marco actual y dar a Galicia el estatus de nación en una relación confederal con el Estado pero, como explicó Pontón, es consciente de la correlación de fuerzas actual en el Parlamento con un PP «que no quiere una Galicia más fuerte». como lo demuestran doce años de gobierno sin un solo traspaso ”. En este sentido, exige «que se abra la cesión de todas las competencias pendientes, porque el mínimo es cumplir el Estatuto después de 40 años y cuando haya más de setenta áreas donde se puedan incrementar las competencias de Galicia».

Pontón reivindicó al BNG como heredero de las Irmandades da Fala, la Xeración Nós, el Partido Galeguista, «pioneros en defender Galicia como nación y su derecho a la autodeterminación», y dejó claro que el Estatuto actual no servía para resolver Problemas estructurales, como la crisis demográfica, la emigración, la precariedad laboral o el saqueo de los recursos del país, «muestra las limitaciones de este marco».

Limitaciones que ya eran evidentes antes de la pandemia y que esta crisis solo ha exacerbado.

▷ Ana Pontón tacha de "vacile" y "falta de respeto" la gestión de la Xunta  del inicio de curso

Capacidad real para decidir

 “Antes de COVID estaba claro que teníamos un traje pequeño diseñado hace 40 años, ahora está claro que vivimos en una época diferente y que necesitamos una nueva fórmula diseñada para dar respuesta a los grandes retos que tenemos ahora y en el futuro, «dijo Pontón. indicando que tenía tres años cuando se aprobó y que, como ella, más de medio millón de gallegos que ahora tienen menos de 55 años desconocían el proceso».

«No es justo que nos digan que como se votó hace cuatro décadas no podemos opinar, ni trabajar para que Galicia sea más fuerte y mejor», dijo, y cuando el BNG apela a la capacidad de decisión está pensando en cómo fortalecer la ciudadanía salud, cómo tener un modelo de atención a las personas mayores que garantice su derecho a una vejez digna, cómo generar empleo de calidad o cómo lograr la igualdad real.

Nación sen tutelas

Y para eso, esta debe ser «una nación con verdadero autogobierno y no con poder delegado o fiscalizado», dejando atrás cuatro décadas «que son la crónica de una frustración» porque los grandes problemas estructurales aún están pendientes de solución, aunque ha También han pasado cuatro décadas de «aprendizajes y grandes lecciones de dignidad, desde Nunca Más , hasta las masivas movilizaciones del feminismo, pasando por la recuperación del Pazo de Meirás».

Con todo ese bagaje y experiencia acumulada, dijo Pontón, “tenemos que elegir si queremos decidir nuestro futuro o si vamos a dejar que ellos decidan por nosotros a cientos de kilómetros de distancia; si tenemos nuestro propio proyecto o si vamos a gestionar el saqueo de los recursos y la riqueza del País ”. Para el dirigente nacionalista, «la clave está en superar esta encrucijada histórica y contar con poder político, instrumentos económicos, financieros y fiscales para lanzar la Galicia del futuro».

«El pueblo gallego», concluyó, «puede estar seguro de que el BNG trabajará para hacer realidad la Galicia fuerte, viva, pujante, próspera e igualitaria que queremos», dijo. Para los demás, quiere escribir su propio guión. , sé protagonista y ponte al volante de su propia historia ”.

Necesitamos tu ayuda para seguir ofreciendo Contrainformación. No queremos depender de bancos, publicidad o grandes empresas. Si te gusta lo que hacemos, invítanos a desayunar una vez al mes para que podemos seguir ofreciéndote nuestro trabajo
¿Prefieres hacer un ingreso por tu cuenta? Aquí puedes hacerlo: Triodos Bank: IBAN - ES0714910001283000114479    

DEJA UNA RESPUESTA