Los representantes de Vox han estado en el ojo del huracán últimamente, debido a sus comentarios y comportamientos bochornosos. Esto ha generado preocupación en algunos sectores de la sociedad española, que ven en este partido una amenaza para la estabilidad democrática del país.

Este miércoles, el presidente de Vox, Santiago Abascal, fue criticado por su pobre uso del idioma español en un discurso público. En un video, Abascal criticó la capacidad de los niños españoles para hablar correctamente, y luego cometió un error gramatical al decir «escribido» en lugar de «escrito».

Además, otro miembro destacado de Vox, Juan Carlos Segura, protagonizó, también este miércoles, un momento especialmente bochornoso en una comisión de investigación parlamentaria sobre las llamadas cloacas políticas y policiales durante el Gobierno de Mariano Rajoy.

El bochornoso intento de chascarrillo de Vox en la comisión de Villarejo
El bochornoso intento de chascarrillo de Vox en la comisión de Villarejo

Segura intentó hacer una broma sobre el hecho de que la comisión era secreta: «Tengo que hacerle una pregunta obligada, conociendo su trayectoria personal. ¿Usted me está grabando esta conversación? Lo digo porque esta comisión es secreta y quería saber si usted está llevando un micro en este momento», le preguntó al excomisario José Manuel Villarejo.

La broma le salió mal y rápidamente fue corregido por el presidente de la comisión, Ferran Bel Accensi: «Debo recordarle al portavoz de Vox que esta comisión no solo se está grabando sino que la está viendo media España porque esta comisión es pública, como les he advertido al inicio de la sesión».

Villarejo tampoco se quedaba callado y le decía a Juan Carlos Segura: «Pero me hace ilusión, su señoría, si quiere me puede cachear. Igual hasta me motiva. A mi edad no se puede ni imaginar ya los gustos que tengo».

El zasca no ha pasado inadvertido entre los tuiteros:

DEJA UNA RESPUESTA