Este lunes tuvo lugar la exhumación de José Antonio Primo de Rivera del Valle de Cuelgamuros, lo que ha desatado una serie de reacciones por parte de los políticos.

Durante una conexión en directo en «La Hora de la 1», el senador del Partido Popular, Javier Maroto, habló sobre la exhumación del fundador de la Falange española y utilizó todo el argumentario de su partido, aunque cometió un error que le señaló la presentadora del programa, Silvia Intxaurrondo.

Maroto afirmó que el Ejecutivo de coalición estaba utilizando la exhumación para «desviar la atención» de la ciudadanía, pero Intxaurrondo matizó que la fecha había sido elegida por la familia de Primo de Rivera, ya que se cumplían 120 años de su nacimiento. Además, se especificó que la exhumación estaba prevista por la ley de Memoria Democrática.

«Cuando llega una campaña electoral, Sánchez siempre desentierra a alguien», señaló Maroto. «La fecha no la eligió el Gobierno, la fecha la eligió la familia de Primo de Rivera precisamente porque ayer se cumplían 120 años de su nacimiento y es por eso por lo que, según los familiares, pidieron al Gobierno que fuese en concreto en esa fecha para sacar sus restos de Cuelgamuros», matizó Intxaurrondo.

El bochornoso momento de Javier Maroto en TVE por la exhumación de Primo de Rivera
El bochornoso momento de Javier Maroto en TVE por la exhumación de Primo de Rivera

Tras unos segundos de silencio, Maroto dijo: «¿Y cuál es la pregunta?». La periodista repite su corrección sobre los hechos y el contexto en el que se ha producido el traslado de los restos de Primo de Rivera del Valle de Cuelgamuros al cementerio de San Isidro de Madrid.

«Sucede que la familia proporciona una fecha y creo que el Gobierno tiene que estar de acuerdo con la fecha, creo que es así. En el caso del dictador Franco no fue así. En cualquier caso, a Sánchez le interesa mucho que antes de unas elecciones haya una exhumación. Estará usted de acuerdo conmigo», señala el senador del PP antes de dar paso a la siguiente pregunta de la presentadora.

El PP considera la exhumación como una «medida de distracción» para desviar la atención de otros asuntos importantes del país. Según el portavoz de campaña desde Génova, Borja Sémper, el PP no participará en el «juego de sombras» que ha supuesto esta acción vinculada a la ley de Memoria Democrática.

Sémper recordó que el compromiso del partido con la memoria histórica es «inquebrantable e indiscutible», pero que también son sensatos y no se dejarán tomar por idiotas.

Por otro lado, desde Moncloa, se defiende la exhumación y se asegura que cumplir la ley es lo correcto. La ministra portavoz y de Política Territorial, Isabel Rodríguez, ha afirmado que «lo que al PP le parece ruido es cumplir una ley que ha emanado del Parlamento».

Cabe recordar que la exhumación de Franco se produjo pocos días antes de las elecciones generales de 2019, de las cuales resultó el actual Gobierno de coalición. Una de las promesas del líder popular, Alberto Núñez Feijóo, es derogar la ley de Memoria Democrática si es elegido en las próximas elecciones, una promesa que se hace extensible a otras leyes impulsadas por la coalición de PSOE y Unidas Podemos, tales como el ‘solo sí es sí’.

DEJA UNA RESPUESTA