Este miércoles, el Boletín Oficial del Estado (BOE) publica los nueve reales decretos del Ministerio de Justicia, aprobados por el Gobierno, por los que se conmutan parcialmente las penas de prisión a los 9 presos independentistas del procés, condenados por sedición y malversación.

En concreto se benefician de la medida de gracia el exvicepresidente Oriol Junqueras; los exconsellers Jordi Turull, Räul Romeva, Joaquim Forn y Josep Rull; el exlíder de la ANC y actual secretario de JxCat, Jordi Sànchez; el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart; la expresidenta del Parlament Carme Forcadell; y la exconsellera Dolors Bassa.

A todos ellos, que llevan más de tres años y medio en prisión, se les mantienen las penas de inhabilitación, por lo que no podrán ocupar un cargo público, y se les condiciona su excarcelación a que no reincidan o cometan otros delitos graves durante un periodo de entre tres a seis años.

Según el BOE, a Oriol Junqueras, Joaquim Forn, Jordi Turull y Josep Rull se les impone una inhabilitación de seis años; a Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, de cinco; a Räul Romeva y a Carme Forcadell, de cuatro; y a Dolors Bassa, de tres años.

El BOE publica los indultos a los presos del 'procés’: los expedientes de los indultos, al detalle
El BOE publica los indultos a los presos del ‘procés’: los expedientes de los indultos, al detalle

Ahora, una vez que se han hecho efectivos los indultos con la firma del rey y su publicación en el BOE, los expedientes de los presos del procés pasarán al Supremo que, como tribunal sentenciador, es el que tiene que paralizar el cumplimiento de las condenas. A continuación, los líderes independentistas condenados podrán abandonar la cárcel definitivamente.

Los presos saldrán de las prisiones en las que cumplen condena a partir de las 12.00 horas de este miércoles y serán recibidos por miembros del Govern y diputados, momento en el que también tienen previsto hacer declaraciones.

El Tribunal Supremo condenó a 13 años de prisión a Oriol Junqueras por un delito de sedición en concurso con malversación; a 12 años a Raül Romeva, Jordi Turull y Dolors Bassa; y a 11 años y 6 meses a Carme Forcadell, todos ellos por sedición y malversación. También condenó a diez años y medio a los exconsellers Joaquim Forn y Josep Rull, a los que absolvió de malversación, y a nueve años a Jordi Sànchez y Jordi Cuixart.

DEJA UNA RESPUESTA