El Ministro de la Presidencia, Félix Bolaños García intervenía esta mañana en el programa de RTVELa hora de la 1‘ para entre otros asuntos, comentar el transcurso de la Diada en Cataluña este pasado domingo 11 de septiembre.

Preguntado sobre el particular, el ministro no ha dudado en decir: «Yo creo que Cataluña está pasando página de proyectos divisivos, de proyectos que fracturan la sociedad, de proyectos que llevan una tensión insoportable como la que había en el año 2017 en Cataluña. Los catalanes y las catalanas creo que cada vez con mayor claridad están apostando por el diálogo por las soluciones compartidas, por las soluciones amplias y transversales, que puedan dar respuesta a personas con distintas sensibilidades. Es el futuro de Cataluña; el diálogo y proyectos compartidos con soluciones y un gobierno que funcione…por ahí va a pasar todo lo que ocurra en Cataluña en los próximos años. Desde el gobierno de España, desde luego apostamos claramente por el diálogo y por el reencuentro, y el progreso de Cataluña. Apostamos por hacer política con mayúsculas, política de la que busca soluciones con diálogo intentando integrar en la conversación a todos».

Ofrenda floral en el monumento a Rafael Casanova en Barcelona, Diada (Wikimedia Commons)
Ofrenda floral en el monumento a Rafael Casanova en Barcelona, Diada (Wikimedia Commons)

El 11 de septiembre de cada año, Barcelona se tiñe de rojo y amarillo para celebrar el Día de Cataluña. Hace más de 300 años, en el otoño de 1714, finalizó el sitio de la ciudad, lo que supuso la pérdida de la autonomía de los catalanes y la transición al dominio español.

Recientemente en 1979 esta orgullosa nación recibió de las autoridades centrales el derecho al autogobierno, el reconocimiento oficial de su lengua, y en 1980 el gobierno proclamó el 11 de septiembre Día de Cataluña.

La fiesta se celebra en toda la región: en Tarragona, Girona, Lleida, ciudades y pueblos fronterizos franceses, pero las celebraciones principales tienen lugar, por supuesto, en Barcelona. Muchos decoran sus balcones con esteladas, las banderas rojas y amarillas de Cataluña, se envuelven en ellas cuando salen a la calle, se visten con estos colores o simplemente ondean banderas que se venden por todas partes.

Importante; si en la bandera catalana aparece una estrella sobre fondo azul, es un símbolo de los separatistas que abogan por la secesión de España. Los museos, bancos, tiendas y la mayoría de los restaurantes están cerrados el Día de Cataluña; el tráfico queda bloqueado en muchas calles de la ciudad. Un rasgo distintivo de la Diada Nacional de Cataluña es la oportunidad de visitar libremente las instituciones municipales y gubernamentales de Barcelona.

DEJA UNA RESPUESTA