Bolivia envío este jueves su felicitación a Naruhito como nuevo emperador de Japón, cuya llegada al trono coincide con el 120 aniversario de la presencia japonesa en el país suramericano.

El ascenso al trono de Naruhito «marca el comienzo de la Era Imperial ‘Reiwa’ la cual se traduce como ‘bella armonía’ y anuncia el fortalecimiento de la cultura y tradiciones del pueblo japonés», señaló un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia.

La nota expresó los deseos de «bienestar y prosperidad» para el país asiático y en ella Bolivia reiteró su «firme voluntad» de trabajar por la «complementariedad y la integración» entre ambas naciones.

Bolivia reconoció la «significativa contribución de la inmigración japonesa» principalmente en la región oriental del país sudamericano, que derivó en un impulso en los ámbitos social, económico y cultural.

El aporte de la comunidad japonesa a Bolivia se da también en áreas como la política, la literatura, la gastronomía y el deporte, aunque su principal legado es el desarrollo de la agricultura de Santa Cruz, donde inmigrantes de Japón y sus descendientes hicieron prosperar cultivos de arroz, trigo y soja.

La presencia japonesa en Bolivia cumple este año el 120 aniversario de su llegada al país suramericano para dedicarse a la siringa o extracción de caucho en el norte del departamento de La Paz.

Naruhito, de 59 años, fue proclamado nuevo emperador el miércoles pasado en una ceremonia en el Palacio Imperial en Tokio, tras la que participó en otros actos a lo largo del día.

El nuevo emperador accedió al trono tras la abdicación de Akihito el martes en una corta ceremonia, con lo que pasó a convertirse en emperador emérito.

La ascensión al trono de Naruhito también marca el comienzo de una nueva era en el calendario nipón, llamada «Reiwa» (bella armonía), tras finalizar el martes la anterior, «Heisei» (paz), nombre por el cual también será conocido de forma póstuma Akihito.

Fuente

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario