Bolsonaro dice que el acuerdo con EE.UU. convertirá a Brasil en líder espacial

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, afirmó este jueves que uno de los acuerdos que firmará en la visita que comenzará el domingo a Estados Unidos convertirá a Brasil en uno de los mayores lanzadores mundiales de satélites.

Se trata del acuerdo de salvaguardas tecnológicas que permitirá que Estados Unidos utilice comercialmente la base espacial que Brasil tiene en la Amazonía y desde la que es posible lanzar cohetes con un significativo ahorro de combustible.

“Desde el Gobierno de Lula (el expresidente y líder socialista Luiz Inácio Lula da Silva) intentamos firmar este acuerdo y no habíamos tenido éxito más por motivos ideológicos que técnicos”, explicó Bolsonaro en un pronunciamiento en su página en Facebook.

“Es un acuerdo muy importante. Estamos perdiendo dinero en esa región desde hace mucho tiempo. Si ya hubiéramos firmado, seríamos el mayor lanzador de satélites del mundo”, afirmó.

Autoridades espaciales y empresariales no solo de Estados Unidos sino también de países como Francia, Rusia e Israel han manifestado interés en utilizar la base brasileña de Alcántara, ubicada en el estado amazónico de Maranhao y a pocos kilómetros de la línea del Ecuador, para lanzar cohetes transportadores de satélites.

El uso de Alcántara interesa a las potencias espaciales debido a que, por su posición geográfica estratégica, a solo 2 grados al sur de la línea del Ecuador y más próxima a la órbita geoestacionaria, garantiza un ahorro de cerca del 30 % en el combustible usado para los lanzamientos.

El uso de la base, sin embargo, dependía de un acuerdo de salvaguardas tecnológicas, que finalmente será suscrito el próximo martes en Washington y que garantiza el sigilo de la tecnología de las empresas estadounidenses que operen en Brasil.

Bolsonaro admitió que el acuerdo que suscribirá en la reunión que tendrá el martes con el presidente estadounidense, Donald Trump, tiene que ser aprobado por el Congreso brasileño, pero apuntó que confía en que los legisladores apoyarán una iniciativa de interés para todo el país.

En la misma transmisión por Facebook, el ministro brasileño de Relaciones Exteriores, Ernesto Araújo, afirmó que el acuerdo de salvaguardas no solo permitirá el uso comercial de la base de Alcántara y convertirá a Brasil en el principal lanzador de satélites, sino que también atraerá inversiones y tecnología.

“Pero nada de eso era posible sin el acuerdo de salvaguardas”, afirmó.

De acuerdo con Bolsonaro, la visita oficial que hará a Estados Unidos entre el 17 y el 19 de marzo permitirá una aproximación con un país que es líder mundial y puede ayudar al desarrollo nacional, pero del que Brasil se alejó en los Gobiernos del Partido de los Trabajadores (PT) por motivos ideológicos.

“Como dije en la campaña, queremos aproximarnos de todos los países sin distinción ideológica y Estados Unidos puede ser un gran socio. Nuestro principal socio actualmente es China y planeamos ir a China en el segundo semestre de este año”, afirmó el líder ultraderechista.

“Infelizmente, en los últimos años la asociación con Estados Unidos fue relegada. Su colaboración con Brasil simplemente era descartada porque se trataba de Estados Unidos. Pero vamos a retomar una asociación que puede ser esencial para el desarrollo de Brasil”, agregó el canciller.

Araújo aseguró que en la reunión entre Bolsonaro y Trump también serán firmados acuerdos en áreas como energía, seguridad, defensa, biodiversidad y comercio, con destaque para la agricultura.

“También reiteraremos nuestro compromiso de defensa de la democracia, especialmente en la región y más específicamente en Venezuela, en lo que venimos actuando de forma muy incisiva”, afirmó.

El portavoz de la Presidencia brasileña, Otavio do Rego Barros, afirmó en una rueda de prensa la víspera que Bolsonaro escogió a Estados Unidos como destino de su primera visita oficial en el exterior para demostrar cuál es su prioridad en política externa.

“Esta es la primera visita de carácter bilateral del presidente al exterior y demuestra la prioridad que el Gobierno le atribuye a la construcción de una sólida asociación con los Estados Unidos”, afirmó.

Bolsonaro, que asumió su mandato el 1 de enero, hizo su primer viaje al exterior como presidente a Davos, pero para participar en el Foro Económico Mundial, e iniciará el domingo por EE.UU. una serie de visitas oficiales a países que considera como socios estratégicos y que también lo llevarán en marzo a Chile e Israel.

Deja un comentario