El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, reiteró este martes que la posibilidad de una acción militar en Venezuela por parte de su país es «casi imposible», aunque precisó que como «buen militar» hay que «analizar todas las hipótesis».

«La posibilidad de intervenir es próxima de cero, casi imposible. No tuvimos por el momento ningún comunicado por parte del Gobierno estadounidense de que esa línea será adoptada por ellos», afirmó el mandatario brasileño en una entrevista con el programa ‘Brasil Urgente’, de la televisión Bandeirantes.

Bolsonaro precisó que si eventualmente el Gobierno de Donald Trump opta por una acción militar en el país caribeño, convocará al Consejo Nacional de Defensa y, con base en su evaluación, tomará una decisión.

«Difícilmente nos envolveríamos en una acción como esa, no es nuestra tradición y entendemos que hay mucho espacio todavía para conseguir de forma pacífica el restablecimiento de la democracia», sostuvo.

El jefe de Estado subrayó que como «buen militar hay que analizar todas las hipótesis», pero reiteró que «todavía no pasa por la cabeza» del Gobierno emprender una acción militar en Venezuela, país que hoy vivió una nueva jornada de protestas contra el Gobierno de Nicolás Maduro.

«Pero lo dejo bien claro, quien tiene todas las opciones encima de la mesa es Donald Trump, a quien admiro y respeto», agregó.

Tras la entrevista, el portavoz de la Presidencia, Otavio Rego Barros, recalcó que Brasil descarta «completamente» una intervención militar en Venezuela y confirmó que fue autorizado el asilo a los 25 soldados que ingresaron este martes en la embajada brasileña en Caracas.

Los militares, todos de baja graduación, solicitaron asilo en medio de los desórdenes que se registraban en las calles de Caracas y de otras ciudades de Venezuela después de que el jefe del Parlamento, Juan Guaidó, quien se proclamó presidente interino en enero pasado, instó a una rebelión civil y militar contra el Gobierno de Nicolás Maduro.

Guaidó anunció en un vídeo grabado en los alrededores de la base aérea de La Carlota, en la zona este de Caracas, que «la familia militar» había decidido unirse al movimiento que persigue la salida de Maduro y la convocatoria a unas nuevas elecciones, «democráticas y libres».

En un mensaje en Twitter, Bolsonaro subrayó que la situación en Venezuela «preocupa a todos» y volvió a afirmar que «cualquier hipótesis será decidida EXCLUSIVAMENTE por el presidente de la República, oyendo al Consejo de Defensa Nacional».

A comienzos de mes, el presidente había declarado que cualquier decisión sobre Venezuela sería consultada al Consejo de Defensa Nacional y después al Parlamento brasileño.

«El Gobierno sigue unido, justamente con otras naciones, en la búsqueda de la mejor solución que restablezca la democracia en aquel país», señaló el ultraderechista en el mensaje publicado en Twitter.

Fuente