El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dijo hoy en Santiago que si de verdad fuese «xenófobo, misógino y racista» no habría ganado las elecciones, para defenderse del rechazo que su visita a Chile ha provocado en parte de la política y la sociedad del país. Lo ha hecho sin tener en cuenta las declaraciones realizadas ante los medios con palabras xenófobas, misóginas y racistas.

«Si yo fuera xenófobo, misógino y racista, cómo podría justificar que ganara las elecciones de Brasil? Es mentira, son ‘fake news’. Esas personas todavía creen en las noticias falsas», dijo Bolsonaro a la prensa tras participar en la capital chilena del Encuentro de Presidentes de Sudamérica.

Vídeo Recomendado:

«Si fuera todo eso… las mujeres votaran en mí masivamente, los negros, los gais, ¿cómo lo explicarías?», agregó el mandatario brasileño.

La visita de Bolsonaro ha generado críticas de la oposición y de organizaciones en defensa de las minorías sexuales, que rechazan los posicionamientos ultraconservadores del mandatario brasileño.

Así, los presidentes del Senado y la Cámara de Diputados de Chile, Jaime Quintana e Iván Flores, respectivamente, anunciaron que no participarán del almuerzo convocado por el Gobierno este sábado en honor al presidente de Brasil.

Durante la jornada de hoy, en las inmediaciones de la sede del Gobierno chileno, el Palacio de La Moneda, donde Bolsonaro estuvo reunido con otros mandatarios de la región, se produjeron algunas manifestaciones en su contra.

Además, el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) anunció que se manifestará contra de Bolsonaro este sábado.

Tras participar hoy en el Encuentro de Presidentes de Suramérica, Bolsonaro continuará este sábado en Santiago y mantendrá una reunión bilateral con el mandatario de Chile, Sebastián Piñera, en virtud de una visita oficial al país austral.çBolsonaro preside Brasil desde el pasado 1 de enero tras ganar las elecciones celebradas en octubre de 2018.