Alberto Núñez Feijóo durante sus años al frente de la Xunta de Galicia siempre ha presumido de la gestión y de las políticas de la prevención de los incendios forestales, una de las mayores amenazas que sufre Galicia año tras año.

Sin embargo, las personas que se han dedicado a las labores de extinción siempre han criticado las políticas de la administración gallega en la materia, acusándola de privatizaciones y recortes que salían a la luz, sobre todo, con la llegada de los meses de verano.

De hecho, este año ha ocurrido algo similar y varias organizaciones ecologistas agrupadas a través de una plataforma han denunciado la «dejación» del Ejecutivo ante la ola de incendios de julio y agosto cuyas consecuencias, además de medioambientales, fueron también económicas y sociales.

Los bomberos forestales se manifiestan en Santiago de Compostela para denunciar la temporalidad de sus puestos de trabajo / Imagen: Twitter @SerGalicia
Los bomberos forestales se manifiestan en Santiago de Compostela para denunciar la temporalidad de sus puestos de trabajo / Imagen: Twitter @SerGalicia

Este mismo mes, el Ministerio Público anunció la incoación de diligencias «con el fin de determinar la posible comisión de un delito contra el medio ambiente».

En la mañana de este martes, en los edificios administrativos de la Xunta de Galicia en Santiago de Compostela, más de 500 profesionales de la lucha contra incendios se manifestaron para denunciar la precariedad laboral que padecen en forma de “temporalidad» de sus puestos de trabajo y para pedir una mejora en sus condiciones de trabajo.

Las asociaciones convocantes ATRIFOGA, Asociación de trabajadores/as de incendios forestales de Galicia, y APROPIGA, Asociación Profesional de Bomberos y Bomberas forestales de Galicia, insisten en la defensa del trabajo «los 12 meses del año».

Bajo el lema «Dignidad laboral, trabajo estable todo el año», los participantes han reclamado además de la defensa del trabajo los 12 meses del año, la recuperación de los derechos perdidos, la cobertura de plazas y mejoras laborales en contra de la precariedad laboral que, según los convocantes «están sufriendo» los profesionales, en especial tras uno de los peores veranos que se recuerdan en materia de incendios forestales en Galicia.

Este colectivo defiende que su trabajo es muy necesario también durante el invierno para realizar tareas de limpieza y desbroce en los montes. Con ello, aseguran, se evitarían muchos de los incendios que se producen en verano.

Además, los participantes han criticado que son un colectivo del que «solo se acuerdan» cuando los necesitan para «sacarles las castañas del fuego durante los incendios».

Después de la movilización de este martes, las organizaciones convocantes ya han adelantado que, en caso de que la Xunta de Galicia no atienda sus reivindicaciones, seguirán con las movilizaciones.

DEJA UNA RESPUESTA