Bonig ha participado en el acto celebrado esta tarde en la plaza del Patriarca de Valencia junto a otros dirigentes ‘populares’ como la número uno al Congreso, Belén Hoyo, informa el partido en un comunicado.

«Si hay un país que tiene la obligación moral de luchar por la restauración de las libertades en Venezuela, y por la vuelta de la democracia ese es España», ha aseverado, ya que cree que «hay un abuso de poder constante por parte de los poderes sobre sus conciudadanos».

En este contexto, ha subrayado que «es importante recordar a todo el mundo que la democracia y la libertad cuesta mucho y que una vez conseguida hay que cuidarla todos los días. «Que los derechos no caen del cielo, que la democracia hay que cuidarla todos los días», ha enfatizado.

Para Bonig, «Venezuela es el ejemplo de cómo un país rico, culto y vanguardista sufre una crisis sin precedentes humanitaria, social y económica por esas nefastas políticas de unos déspotas han provocado: Son aquellos que prometieron el cielo en la tierra y que la historia ha demostrado que terminan trayendo el infierno a l tierra».

Ha advertido que «En España hay movimientos que siguen ese camino y tratan de minimizar lo que ocurre en Venezuela». Por contra, ha mostrado «la solidaridad de España y del PP con Venezuela en defensa de los derechos humanos, la libertad y la democracia».

«España tiene una obligación moral. España os tiene que devolver la misma generosidad que en su día tuvieron con tantos españoles que huyeron de la pobreza y la miseria. Tenéis la complicidad y el apoyo de todos los españoles y los valencianos. Siempre a vuestro lado»., ha insistido.

Bajo este prisma, ha hecho hincapié en que «aquí los venezolanos siempre serán bienvenidos. Y les ha asegurado: «Tenéis a la inmensa mayoría de españoles y al PP detrás. Pronto celebraremos una Venezuela libre, en paz y en concordia».

Se ha comprometido a «seguir impulsando la tramitación de diversas iniciativas como que los venezolanos puedan cobrar ayudas de emergencia por parte de la Generalitat». «Siempre iremos a vuestro lado, aquí y en Madrid con (Pablo) Casado –líder del PP– de presidente», ha recalcado.

Frente a esta postura, ha lamentado que haya que «escuchar a algunos dirigentes políticos que viven cómodamente en España y que parece que no saben qué pasa en Venezuela», pues cree que «no ven las atrocidades que están sucediendo allí y cómo la gente muere cada día».