Bonvehí ha realizado estas declaraciones tras la firma en Bilbao con el PNV de un acuerdo de colaboración institucional para después de las elecciones europeas, a las que en esta ocasión no concurren en coalición, con el objetivo de defender, de forma conjunta, «el reconocimiento de las naciones vasca y catalana», y su «derecho de autodeterminación» en las instituciones que tengan representación, pero, sobre todo, en el Parlamento de la UE.

Preguntado por la posibilidad de que la exlíder del PDeCAT y actual senadora, Marta Pascal, pueda impulsar una nueva formación política, ha negado que vea riesgo de escisión en su formación, sino que lo que existe es «mucho debate interno».

En este sentido, ha asegurado que el PDeCAT tiene «mucho interés en que el proceso soberanista que hay en Cataluña evolucione de forma correcta, con distintas voces, con distintas sensibilidades», y ha subrayado que históricamente siempre ha tenido en su seno «diferentes almas, diferentes sensibilidades».

TRASVERSAL

«Pero, a la hora de la verdad, siempre hemos ido tomando las decisiones conjuntamente y, por lo tanto, esta vez no va a ser distinto. Somos un partido, como digo, trasversal, con diferentes almas y un partido que tiene ganas de escuchar a la sociedad en continua evolución», ha explicado.

En esta línea, ha precisado que lo que pensaba el PDeCAT «hace dos años ha ido evolucionando». «Y ahora nos encontramos en una situación compleja como país y, por lo tanto, nosotros lo que tenemos que hacer como partido es estar atentos a la sociedad e ir tomando decisiones de acuerdo con ello», ha remarcado.

Por ello, ha insistido en que Marta Pascal «hace opiniones de forma personal». «Ha sido y es una persona importante dentro del partido, sus opiniones son importantes para mí y para la dirección del partido, pero, en estos momentos, habla de forma personal», ha añadido.