El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha alertado este lunes de que Unidas Podemos -y los comunes en Cataluña- quieren un modelo «confederal», que implica «autodeterminación para todos», es decir, que cualquier parte del Estado se pueda independizar «cuándo y cómo quiera».

«Proponen un modelo confederal, donde cada una de las partes del país pueda elegir cuándo y cómo quiere dejar de formar parte del resto. Es lo que defienden Unidas Podemos y aquí -en Cataluña- los comunes. Creo que este modelo confederal, de una especie de derecho a la autodeterminación para todos, no es un modelo que tenga ningún tipo de apoyo en el conjunto del país», ha sostenido.

El ministro ha protagonizado su primer acto de campaña en territorio catalán, junto a la número uno del PSC por Barcelona el 28A, Meritxell Batet, el alcaldable socialista por esta ciudad, Jaume Collboni, y el eurodiputado Javi López.

Frente al pabellón que Mies Van der Rohe proyectó para la Expo de 1929, Borrell ha pronosticado que el escaso apoyo de los catalanes a planteamientos de tipo confederal, sumado a la mejora de la situación socioeconómica, provocará un trasvase de votos de los comunes -que fueron la fuerza más votada en Cataluña en las elecciones generales de 2015 y 2016- hacia el PSC.

Un PSC que, ha celebrado, las encuestas sitúan en la pugna por la primera plaza en Cataluña, posición que perdieron en 2011, cuando Carme Chacón quedó segunda con 14 escaños. «El viento sopla por el buen lado», ha subrayado.

En este sentido, ha confiado en que, tras el próximo ciclo electoral, el PSC será decisivo «para acabar con años de incertidumbre» en Cataluña.

Sobre el debate acerca del modelo territorial, ha defendido que la propuesta de los socialistas «es muy clara»: descentralización y «desarrollo del Estado autonómico con una visión federal».

En la misma línea, Meritxell Batet ha incidido en que la descentralización favorece una buena gestión de los servicios públicos, ya que aporta proximidad al ciudadano.

Por su parte, el eurodiputado Javi López ha llamado a votar a los socialistas el próximo 28 de abril para evitar el avance de la «extrema derecha», que ya se ha convertido en un problema en el conjunto de Europa.

Y es que, ha añadido, resultados electorales como los del pasado fin de semana en Finlandia recuerdan «la fragilidad de la democracia», que ya se constató en el pasado en Europa, precisamente en los años posteriores a la edificación del pabellón alemán que tenía tras de si Javi López y que constituye uno de los máximos exponentes arquitectónicos de la escuela de la Bauhaus en Barcelona.

<

p align=»left»>Fuente: Eldiario.es


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario