El ministro español de Asuntos Exteriores, quien hoy se reunió con su homólogo polaco, Jacek Czaputowicz, afirmó que Polonia y España son motores de la integración europea.

«Nuestros países, uno en el Este y otro en Europa occidental, son fuerza motriz de la integración europea, si bien no siempre tenemos los mismos puntos de vista, aunque esto mismo ocurre en el caso de Alemania y Francia, entre quienes también existen diferencias», dijo Borrell.

«Hemos hablado sobre la posibilidad de que Polonia y España contribuyan a la empresa europea, desde su perspectiva y situaciones, con su impulso», añadió el jefe de la Diplomacia española en rueda de prensa conjunta con Czaputowicz.

«La UE afronta muchos desafíos y es importante mantener la unidad de los Estados miembros, porque solo una Europa coherente, fuerte y segura puede reaccionar rápidamente a los desafíos geopolíticos, y aquí la cooperación entre nuestros países es importante», dijo por su parte Czaputowicz.

«Dos países importantes de la UE como Polonia y España deberían cooperar, ya que tenemos mucho que aportar al proyecto europeo», recordó el ministro polaco, quien señaló que no se puede limitar la integración europea solo a la «cooperación germano-francesa».

Borrell también destacó la importancia de las relaciones hispano-polacas, precisamente en el año en el que se cumple el centenario del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre España y Polonia, después del que el país centroeuropeo recuperase en 1919 su independencia.

«España tiene con Polonia el mismo nivel de relaciones diplomáticas y estratégicas que con Portugal, ya que situamos la relación con Polonia al mismo nivel que con nuestro vecino», explicó el ministro español, quien afirmó que «hay que trabajar para reforzar esas relaciones en la práctica».