El jefe de la diplomacia española se ha expresado así en declaraciones recogidas por TVE, después de que él mismo hiciese parar una entrevista indignado con un periodista al que acusó en varias ocasiones de hacer preguntas «sesgadas».

«Bastante paciencia tuve. Probablemente no hubiera tenido ni siquiera que darle la oportunidad de continuar la entrevista en una segunda parte», ha sostenido. La entrevista, grabada en inglés en la sede del Ministerio y difundida el miércoles, fue detenida por el ministro al cabo de 10 minutos, después de varios momentos de tensión sobre el proceso independentista en Cataluña.

Volvió después de unos minutos de debatir con sus asesores, pero la tensión no acabó ahí y, de hecho, en los minutos finales, interrogado sobre Gibraltar, llegó a tildar al periodista de «ignorante» y de no saber de lo que habla. «Es usted realmente divertido», llegó a decir.

El programa de la DW se llama ‘Zona de conflicto’ y se presenta como un programa de «entrevistas duras, más allá de la habitual cultura de la declaración». De hecho, al final, el periodista, Tim Sebastian, que se mantiene impasible e inquisitivo durante toda la grabación, le pregunta a Borrell si le ha «puesto en zona de conflicto».

En el vídeo difundido por DW, se ve como Borrell amenaza con parar la grabación ya al cabo de los primeros cuatro minutos, centrados en la prisión preventiva de los líderes independentistas y con el entrevistador presentando a la expresidenta del Parlament Carme Forcadell, una y otra vez, como «una abuela de 63 años en aislamiento 15 horas al día sin estar condenada».