Lo ha hecho difundiendo y comentando en Twitter la crítica que había dirigido, a su vez, el número dos de la Embajada de Israel en España, Assaf Moran. «En efecto, hay comparaciones que son inadmisibles», ha dicho Borrell.

Moran, que ejerce la Segunda Jefatura de la Embajada y es el encargado de Asuntos Políticos, había mostrado su indignación por las palabras de Artadi: «Nada, pero nada, puede compararse con el Holocausto para promover una causa política. ¡Esta comparación es una vergüenza!», escribió.

Respondía así a un mensaje de Artadi en la misma red social en el que, junto a una foto de Ana Frank, afirmaba: «‘No se nos permite tener nuestra opinión. La gente quiere que tengamos la boca cerrada, pero eso no te impide tener su propia opinión. Todo el mundo ha de poder decir lo que piensa’. Una frase de Ana Frank muy oportuna para el día de hoy, cuando hace 69 años de su muerte en Bergen-Belsen».

DEJA UNA RESPUESTA