Él mismo ha contado este miércoles que la noche del domingo 28 estará en Pekín, cuando se le ha preguntado, en una entrevista en Telecinco, recogida por Europa Press, qué le aconsejará al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, cuando se conozcan los resultados de las urnas, en materia de pactos postelectorales.

Borrell viajará a China precisamente sustituyendo a Sánchez, que ha sido invitado por el Gobierno chino a participar en esa cumbre. Sin embargo, la convocatoria electoral ha hecho que el viaje recaiga en el ministro de Exteriores.

Éste estará fuera de España entre los días 24 y 28 de abril. La cumbre se celebra los días 26 y 27 pero el ministro aprovechará para visitar al personal de la Embajada española. También es posible una reunión bilateral con su homólogo, pero aún no está cerrada.

El Gobierno ya adelantó el pasado noviembre, con motivo de la visita a España del presidente Xi Jinping, que tenía intención de participar en esa cumbre, a pesar de que no desea sumarse formalmente a la ‘Franja y la Ruta’, porque prefiere abordar la relación con China en el marco de la Estrategia Europea de Conectividad.

Sin embargo, el Gobierno español sí ve con buenos ojos que empresas españolas puedan participar y, sobre todo, la contempla como ámbito de cooperación de empresas españolas y chinas en terceros mercados. Así lo señaló ya el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Fernando Martín-Valenzuela, en una reciente reunión en Pekín con su homólogo, Wang Chao.