Borrell ha viajado a Varsovia invitado por el titular de Exteriores polaco coincidiendo con la conmemoración este año del centenario del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos países tras la recuperación de la independencia de Polonia.

En este marco, ambos ministros han coincidido en resaltar el excelente estado de las relaciones diplomáticas y se han congratulado por la profundización en los últimos años de las relaciones en el ámbito cultural, el estrechamiento de la cooperación en materia de defensa y el incremento de los intercambios económicos y comerciales.

Durante su encuentro, han abordado igualmente algunos de los temas de interés común de la agenda comunitaria, como el Brexit, el futuro de Europa o las relaciones UE-Rusia. Asimismo, en el ámbito internacional, han tratado asuntos como la situación en Venezuela o la colaboración entre ambos países en el marco de Naciones Unidas.

Aprovechando su visita a Varsovia, Borrell ha mantenido un desayuno de trabajo con empresarios españoles con implantación en Polonia en los sectores de infraestructuras, banca, aeronáutica y servicios jurídicos. En este sentido, el ministro ha podido conocer de primera mano la situación de las empresas españolas presentes en Polonia, así como las posibilidades de negocio en los distintos ámbitos de la economía polaca.

El pasado año, las cifras de comercio bilateral superaron los 11.000 millones de euros, siendo 2018 el tercer año de subidas consecutivas. España ocupa el quinto lugar como inversor en stock acumulado en Polonia, con más de 500 empresas españolas implantadas en el país.

Finalmente, en el marco de este viaje, Josep Borrell se ha desplazado a la sede del Colegio de Europa en Natolin, donde ha impartido una conferencia titulada ‘Europa en la encrucijada: Perspectiva española’, y ha mantenido un animado coloquio con estudiantes.