©getty

Ante la decisión de la Sala de Apelaciones del Mecanismo Residual Internacional de los Tribunales Penales de confirmar la sentencia original y la condena a cadena perpetua dictadas contra Ratko Mladić, comandante del Ejército de los Serbios de Bosnia, por genocidio, crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra, Nils Muižnieks, director de Amnistía Internacional para Europa, ha manifestado:

La decisión de hoy es un momento histórico que concluye décadas de búsqueda de justicia para las decenas de miles de víctimas del conflicto armado de Bosnia y Herzegovina.

“Ratko Mladić ha sido declarado culpable de genocidio, crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra, los crímenes más graves previstos en el derecho internacional cometidos en suelo europeo desde la Segunda Guerra Mundial, y esta sentencia transmite a todo el mundo el poderoso mensaje de que la impunidad no puede tolerarse y no será tolerada

“Aunque esta sentencia contribuirá a que, en cierta medida, pasen página las víctimas sobrevivientes y sus familiares, las cicatrices físicas y psicológicas permanecerán. Es importante recordar que siguen sin resolverse miles de casos de desaparición forzada y que a muchos miles de víctimas y sus familias se les sigue negando el acceso a la justicia, la verdad y a una reparación.

“El Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia ha contribuido a hacer cierto grado de justicia para miles de víctimas del conflicto armado de la ex Yugoslavia y ha demostrado lo que es posible cuando la comunidad internacional se une. Ahora es vital que los tribunales nacionales tomen el testigo y aumenten sus esfuerzos para llevar ante la justicia en juicios justos a todas las personas con presunta responsabilidad penal”.

Información complementaria

El Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia condenó a Ratko Mladić a cadena perpetua en noviembre de 2017 y reconoció su responsabilidad penal individual como comandante del Ejército de los Serbios de Bosnia y su participación en actividades delictivas conjuntas, como el sometimiento a terror a la población de Sarajevo y la eliminación de personas musulmanas bosnias en Srebrenica.

La Sala de Apelaciones ha confirmado la sentencia original dictada por el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia, que declaró a Mladić culpable de 10 de 11 cargos, incluidos los de genocidio y persecución por motivos étnicos y religiosos de croatas y musulmanes bosnios, así como los de exterminio, asesinato, expulsión y otros actos inhumanos. También fue declarado culpable de asesinato, terror, ataques ilegítimos contra civiles y toma de rehenes. Mladić fue absuelto del cargo de genocidio en seis municipios de Bosnia y Herzegovina en 1992.

La Sala de Apelaciones desestimó los recursos presentados por Mladić y la Fiscalía.

Amnistía Internacional

DEJA UNA RESPUESTA