«Pido a nivel personal, y con el PP, que se cierre este establecimiento, que se cierre esta pseudoembajada que lo que hace es crear problemas. Habla en contra de la mayoría de catalanes, crispa y enfrenta», ha señalado en unas declaraciones a los medios que ha efectuado enfrente de la puerta de dicha delegación en la capital europea.

«Es inaudito que exista una oficina aquí en Bruselas que se dedique a hablar mal de su país, como es el caso en el que nos encontramos, perjudicando a los intereses de Europa, porque perjudica a España y por tanto perjudica a los intereses de Europa», ha denunciado.

Tras atender a los medios, Bou ha entregado un documento en la oficina de la Generalitat de Cataluña en el que denuncia este hecho y pide a su delegada, Meritxell Serret, que «se entregue a la Justicia y rinda cuentas de sus propios actos».

Bou, sin embargo, ha optado por no pedir una reunión con Serret para entregarle el documento en mano porque, al ser una «prófuga de la Justicia» no tiene «absolutamente nada que hablar con ella».

En dicho documento, el candidato del PP a la Alcaldía de Barcelona critica «el mal uso» que se está haciendo de la «pseudoembajada». «El problema es el uso que se hace. Va en contra de los intereses de España (…) Creemos que o cambian la actitud o tiene que ser cerrado porque su mandato y su cumplimiento es totalmente espúreo», ha enfatizado.