La Fiscalía estadual de Río de Janeiro, MPRJ, condenó este sábado 10 de julio en Río al expolicía militar Ronnie Lessa y a cuatro personas más por destruir evidencias del crimen contra Marielle Franco y Anderson Gomes.

Además del expolicía, fueron condenados su esposa, su cuñado, y dos amigos, quienes arrojaron al mar las armas involucradas en el asesinato, en Barra da Tijuca, Río de Janeiro.

El Ministerio Público acusó a los implicados de “prevenir y entorpecer la investigación criminal que investiga la participación de una organización criminal en los asesinatos”.

Marielle, defensora de derechos de los más desfavorecidos

Marielle Franco​ fue una importante socióloga, feminista, política y militante de derechos humanos en Brasil. Su práctica política se concentró en los derechos de la mujer afrodescendiente y empobrecida de las favelas.

Militante del PSOL, fue elegida concejala en la Cámara Municipal de la ciudad de Río de Janeiro. Crítica de la intervención federal en Río de Janeiro, el día 10 de marzo de 2018 había denunciado a policías del 41.º Batallón de Policía Militar por abusos de autoridad contra los habitantes de la favela de Acari.

Franco fue asesinada por cuatro disparos en la cabeza el 14 de marzo de 2018, crimen en el que también falleció el chofer del automóvil en que se transportaba.

Un día antes de ser asesinada, se preguntaba en la red social Twitter — en uno de sus últimos tuits — a propósito de la muerte de un joven (Matheus Melo): «¿Cuántos más deben morir para que acabe esta guerra?».

Autoridades han ligado el asesinato político con funcionarios del régimen de Bolsonaro. Después de tres años del crimen de Franco todavía se busca a sus autores intelectuales.

DEJA UNA RESPUESTA