El Ministerio de Salud de Brasil informó este miércoles que profesionales brasileños ocuparon las 8.517 plazas del programa “Más Médicos” que quedaron vacantes tras la salida de miles de galenos cubanos luego de que en noviembre Cuba protestara por unas declaraciones del presidente Jair Bolsonaro.

De acuerdo con el Ministerio, los 1.397 puestos que aún estaban libres en el programa fueron ocupados este miércoles por médicos brasileños que se graduaron en el exterior.

Desde noviembre, el Gobierno brasileño ha convocado concursos para ocupar las más de 8.000 plazas que quedaron vacantes en el programa tras la retirada masiva de los médicos cubanos.

El programa “Más Médicos” fue puesto en marcha en 2013 precisamente para contratar galenos extranjeros para ofrecer atención sanitaria en los municipios más remotos y pobres del país y a donde los médicos brasileños no querían acudir.

La presencia cubana en la iniciativa Más Médicos era canalizada a través de un convenio con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y en sus cinco años de funcionamiento más de 20.000 profesionales de la isla atendieron a 113,3 millones de pacientes brasileños en los distritos especiales indígenas, fundamentalmente de la Amazonía.

La lista con las 667 localidades que aún necesitaban profesionales de salud fue divulgada este miércoles y, pese a que tenían hasta la tarde del jueves para que eligieran sus destinos de trabajo, todas las plazas fueron ocupadas en cuestión de horas, de acuerdo con el Ministerio.

La entidad señaló que no será necesario hacer nuevas convocatorias o llamados para profesionales extranjeros.

Según el cronograma de la institución, la lista de los médicos elegidos y las ciudades donde trabajarán será publicará el 19 de febrero.

Asimismo, los profesionales que no posean el Registro del Ministerio de Salud (RMS) deberán tomar un “módulo de acogida”, en el que asistirán a clases y “pasarán por una evaluación de la coordinación nacional del programa”, informó el Ministerio.

La decisión anunciada en noviembre por Cuba de interrumpir la participación en el programa se produjo después de que el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, cuestionara la preparación de los profesionales de la isla y condicionara su permanencia a la revalidación del diploma y a la “contratación individual”.

En noviembre, el Ministerio de Salud de Brasil anunció la apertura de convocatorias para cubrir los puestos disponibles y prorrogó las inscripciones del programa en repetidas ocasiones, hasta que todas las plazas fueran cubiertas.

Deja un comentario