Joan Jordi Abentín Senán

Vuelvo a Tarragona y de nuevo a leer lo mismo de siempre. Independencia, Torra o carteles. Y eso pasa después de escuchar y ver cada día historias sobre el Brexit, Boris o Referéndums.

Sí, después de un mes en la Isla Británica, he de decir que estudiando y analizando el tema, me da que el Brexit, Escocia y Cataluña tienen similitudes. De buenas o malas, allí su análisis. Pero tienen.

¿Y por qué? Si miramos bien, unos hablan de marchar de un país, los otros de la Gran Bretaña y los otros de una Unión Internacional. Pero cada vez que leía artículos de Diarios me recordaban a cosas catalanas.

Y este análisis va más a allá de presos, 1 Octubre o de la detención momentánea de la líder de los Greens en Londres. Sin caer a algo más o menos favorito. Sinó simplemente teórica, estrategia y hechos.

Poniéndonos un poco en el Brexit podríamos decir que ahora mismo és controlado en mayoría por el Partido Conservador. Estos, se han convertido en referencia para los votantes Brexiters, e internamente es casi íntegramente partidario a la salida de la UE, cada vez menos Europeístas, ya sea por dimisiones o marchas al partido de centro derecha europea, los Liberal Demócratas. Así, que ahora, los Tories, por tacticismo y miedo a ser comidos por Farage se han posicionado a la salida y hasta hacerlo sin acuerdo (No Deal). Además esto va acompañado de los precedentes de austeridad hechos por gobiernos Tories que ahora nadie recuerda o el Nacionalismo más bien excluyente que gastan, más cercano al del UKIP o al Brexit Party.

Y ahora me diréis. ¿Por qué comparo con Cataluña? Bien, el independentismo habitualmente en estas tierras era progresista o de izquierdas. Pero des de la incorporación de la burguesía catalana al carro, el PDECAT, o CIU, las cosas cambiaron.

La derecha se coge la bandera y la postConvergencia busca capitalizar el independentismo y lo ha trasformado, en parte,  a un discurso que esconde los recortes y corrupción hechos por las mismas personas que ahora claman «libertades». Es curioso. Junqueras está en la cárcel y Pujol es libre. Y ojo, que ahora se está haciendo popular el Front Nacional Catalán, un partido de extrema derecha, que la burguesía catalana blanquea.

Cosa que ERC no hacen. Y eso es lo que diferencia Cataluña del Brexit. Acá tenemos un sector más progresista y con más «coherencia». Puede que ambas agrupaciones sean independentistas pero veo una diferencia muy grande entre unos y otros. Y para mi, opinión personal, la postConvergencia es una especie de partido Conservador inglés con el ÚNICO discurso nacionalista tradicional y ERC se acerca más al SNP escocés.

Y sí. La líder del SNP actual, Nicola Sturgenton es conocida como feminista y más tirada a la izquierda. Además, siempre acordando más con Greens y Labour que con los Conservadores. La gran diferencia, como por ejemplo, es que Escocia tiene Universidades gratuitas mientras que Inglaterra te valen 12.000€/año. A parte, no te compra el populismo Brexiter, que hace que ahora la opción de los escoceses de seguir a la UE seria una independencia, ahora apoyada por una parte de los Verdes del país.

Cataluña tiene un poco de todo.
Un partido que se parece más a los Tories y otro que va hacia el SNP. Salvando distancias claro. Pero por bien o por mal, las similitudes están ahí.

Una independencia de Catalunya hecha por una DUI y sin que te reconozcan intencionalmente en un mundo como el actual, es un suicidio. Un No Deal, también lo es. Intentad hacer análisis sin sentimientos…

Así que en conclusión, pase lo que pase, mejor estemos preparados y al final, aunque todo parezca muy diferente, hay similitudes en todo.

Boris, el que transformó al Partido Conservador. O lo intenta.
Vídeo Recomendado:

Deja un comentario