La Dirección General de Salud Pública de Castilla-La Mancha ha confirmado la presencia de un brote de tosferina en Guadalajara, afectando a al menos 124 personas, principalmente a niños pertenecientes al ámbito escolar.

La Consejería de Sanidad emitió un comunicado este jueves, revelando que entre los afectados se encuentran seis adultos, y se identificaron dos casos adicionales en colegios de la Comunidad de Madrid.

En todos los casos, se llevó a cabo un estudio de contacto, abarcando a familiares, compañeros escolares y participantes en actividades extraescolares. Se recomendó quimioprofilaxis y completar la vacunación cuando fuera necesario.

Además, se enviaron notas informativas a los centros educativos, así como a los lugares donde se realizan actividades extraescolares y a los padres.

Brote de tosferina sacude Guadalajara: 124 afectados, la infancia en el foco
Brote de tosferina sacude Guadalajara: 124 afectados, la infancia en el foco

La tosferina es una enfermedad infecciosa causada por la bacteria altamente contagiosa Bordetella pertussis, que se transmite principalmente por vía respiratoria. Esta enfermedad representa un riesgo significativo para la vida de los lactantes no vacunados y puede ser grave en personas inmunodeprimidas o embarazadas.

Los síntomas de la tosferina se desarrollan en dos fases. La primera, que suele durar entre una y dos semanas, puede confundirse con un resfriado u otras infecciones respiratorias, presentando congestión nasal, fiebre leve y tos ocasional. En la segunda semana, pueden aparecer síntomas más graves, destacando ataques de tos rápidos, violentos e incontrolables.

Las autoridades sanitarias subrayan la importancia de la vacunación como estrategia clave para prevenir este tipo de enfermedades. Además, instan a seguir las indicaciones proporcionadas por Salud Pública para los casos y contactos.

Es importante destacar que los expertos han observado un aumento en los casos de tosferina después de la pandemia de COVID-19, tanto en España como a nivel internacional. La atención a estos brotes se vuelve esencial para prevenir la propagación y proteger especialmente a los grupos de mayor riesgo.

DEJA UNA RESPUESTA