Por Arjuna

El flautista Tico (Nano) ya ha conseguido un permiso municipal para poder trabajar en el centro de Cartagena e interpretar su amplio repertorio gracias a la moción que presentó Podemos en el ayuntamiento para proteger a los músicos callejeros.

Tico con permiso y flauta nueva

Tico, mucho más tranquilo que de costumbre, enseñó a este escriba el documento que le habilita a actuar en el casco antiguo de esta ciudad milenaria (fundada por el cartaginés Asdrúbal en el 227 a.C) entre las 10:00 y 14:00 horas y de 17:30 a 21:00.

“No sólo he conseguido el permiso sino que me han devuelto la flauta que me requisaron” dijo Tico, quien ya tiene planes para “volver a coger la guitarra” y sorprendernos con el dominio de ese instrumento de cuerda.

Tico, que ya luce -sin miedo a que se la quiten- la flamante flauta que le regaló Salva Ros, el cocinero del bar El Purgatorio (santuario de moteros y roqueros) es uno de los muchos músicos de Cartagena que salieron beneficiados con la moción de Podemos.

Con dicha moción, presentada por Teresa Sánchez Caldenty, concejala de Cartagena Sí Se Puede, el pasado 26 de febrero, se anula una normativa obsoleta de 1996 mediante la cual se multaba a los músicos callejeros y les requisaba sus instrumentos.

El pleno del Ayuntamiento decidió asimismo, a solicitud de Podemos, la concesión de permisos a los músicos que lo soliciten y que se devuelvan a sus propietarios los instrumentos requisados.

mm
Retrato de Javier Cortines realizado por el pintor Eduardo Anievas. Este escriba es el autor de la trilogía "El Robot que amaba a Platón", obra que no gusta nada a las editoriales consagradas al dios tragaperras por su espíritu transgresor y que se puede leer gratis en su blog: Nilo Homérico, en cuya portada se puede escuchar, además, la canción de Luis Eduardo Aute "Hafa Café".

Deja un comentario