Yemen, un “infierno en vida” para todos los niños

Alrededor de 1,8 millones de menores padecen desnutrición aguda en Yemen y cada diez minutos un niño muere por enfermedades que podrían ser prevenidas fácilmente. Para paliar esta situación es necesario un mayor apoyo de la comunidad internacional para acabar con el conflicto que tiene al país sumido en una terrible crisis que afecta de forma cruel a la parte más débil, la población.

Yemen es un infierno en vida para el 50 o 60% de los niños que lo habitan”, declaró Gert Cappelaere, el director regional de UNICEF para el Medio Oriente y África.

Cappelaere reveló que en Yemen unos 30.000 pequeños mueren cada año por malnutrición. “Anualmente 1,8 millones de niños sufren desnutrición aguda y cada día unos 400.000 se enfrentan a la desnutrición aguda grave. El 40% de ellos vive en Hodeida y en las demás provincias donde se libra la guerra”, aseguró el director regional, agregando que más de un millón de mujeres embarazadas o en período de lactancia padecen anemia.

Gert Cappelaere describió como durante su visita pudo ver a niños en el hospital de al-Thawra, el único hospital de referencia que queda en Hodeida a causa de los intensos combates. “Hoy en Yemen, cada 10 minutos, un niño se está muriendo de enfermedades que se pueden prevenir fácilmente”, dijo, asegurando que los niveles de vacunación han disminuido drásticamente desde que comenzó la guerra.

Cappelaere se refirió también a la terrible situación económica, señalando que las frutas frescas, las verduras, la carne, el pescado e incluso el agua potable son demasiado caras para las familias más vulnerables. “Si bien un alto el fuego permanente es increíblemente necesario, poner fin al sufrimiento de los niños requerirá un gobierno yemení que ponga a su gente como prioridad”, concluyó.

 

Amal Hussein

La niña yemení Amal Hussein, de siete años, cuya fotografía se convirtió en un símbolo de la guerra en Yemen e ilustra este artículo, ha muerto. La fotografía fue tomada por Tyler Hicks, reportero gráfico y ganador del Premio Pulitzer, y fue publicada en la portada del diario The New York Times.

La durísima imagen de la niña desnutrida, mientras permanecía tendida en una cama de una clínica móvil de la Unicef en Aslam, Yemen, dio la vuelta al mundo, recabando multitud de mensajes de apoyo. La pequeña murió una semana después de la publicación del reportaje del Times.

El conflicto en Yemen dura ya tres años y ha provocado más de 10.000 muertos. En él se enfrentan la coalición que lidera Arabia Saudí, apoyada por EEUU, con los hutíes alineados con Irán en una guerra que está devastando el país.

1 Comentario

Deja un comentario