Grupo de trabajo “Cambio climático y energía” de EQUO, y Loïc Alejandro co-portavoz de EQUO


Ana acaba de llegar a la ciudad: ¿necesita coche?

Su trabajo y su apartamento están en extremos opuestos de la ciudad. En transporte público tarda entre 45 y 60 minutos, mientras que en coche tardaría 20. Está considerando comprarse un coche, y valora por un lado los gastos asociados (seguro, mantenimiento, parking), y los beneficios (libertad de movimientos, rapidez). También considera los atascos y la contaminación generada.

Ana tiene dos hijos, uno en edad escolar y otro universitario y se ha mudado a la ciudad para estar más cerca de su madre que se está haciendo mayor.

¿Qué hacer?

El trabajo de EQUO en los Ayuntamientos es facilitar que Ana no necesite el coche

Las temperaturas medias han subido casi 1 grado, a causa del aumento del CO2 en la atmósfera. La comunidad científica pide acción. Los gobiernos dicen desde hace mucho tiempo que hay que tomar medidas, pero el ritmo de las emisiones continúa aumentando. Cuanto más tiempo pase, peor van a ser los efectos del cambio climático y más caro va a ser adaptarse a ellos. Hay que actuar ya, a todos los niveles. ¿Qué podemos hacer los y las ecologistas en los Ayuntamientos?

Uno de los principales emisores de CO2 es el transporte por carretera. Una de las principales competencias locales es la ordenación del tráfico. La misión de EQUO es poner en marcha las medidas oportunas para fomentar los desplazamientos a pie y a bicicleta, mejorar el transporte público y hacer que Ana no necesite comprar un coche para poder disfrutar de su movilidad. Ana y sus hijos deben poder moverse cómoda y seguramente en bici en su entorno más cercano, así como poder guardar sus bicicletas en espacios protegidos y seguros, deben tener conexiones frecuentes de transporte público para ir al hospital o al colegio, y deben tener garantías de que llegarán al trabajo o al centro educativo a tiempo. A su vez, la ciudad ha de apostar por el peatón y no por el coche, dando prioridad a caminantes, bicis, y transporte público.

La transición de la dependencia del vehículo privado a motor a la bicicleta y al transporte público debe ser fácil, asumirse como una ventaja y no una imposición, sentir que favorece nuestra salud y nos mantiene en forma, al tiempo que nos permite seguir atendiendo los cuidados sin descuidar nuestra vida personal.

Éxitos verdes: bicis en Valencia y en Jette

¿Qué puede hacer una ecologista para promocionar la bicicleta? En Valencia el portavoz de Verds-Equo, concejal de Compromis, y responsable de Movilidad Sostenible, está liderando una mejor forma de moverse por la ciudad. En una ciudad que en el pasado reciente se había doblegado ante los coches, ahora hay una red de carriles bici, más calles y plazas peatonalizadas, aceras más anchas, restricciones a los coches en el centro urbano. En Valencia se ha reforzado la ya existente cultura de la bici, sus habitantes respiran aire menos contaminado, y como resultado hay menos emisiones de CO2.

Una de las principales palancas para poder fomentar el uso de la bicicleta es la posibilidad de guardarla en un espacio seguro porque mucha gente vive en apartamentos y no puede subir sus bicicletas a su casa 2 o 4 veces al día. Esto, los Verdes de Jette, un municipio de Bélgica, lo han entendido muy bien. Una de las mejoras que han acometido es la instalación en la calle de sencillos aparcabicis protegidos que se abren con una tarjeta. En una plaza de aparcamiento de coche, se pueden aparcar hasta 10 bicicletas.

No olvidemos los cuidados. La movilidad tiene perspectiva de género

Las rutas escolares seguras ayudan a que los y las más jóvenes puedan hacerlas a pie o en bicicleta sin necesidad de ir acompañadas siempre por personas adultas.

La posibilidad de hacer paradas a solicitud en las líneas de autobús incentivan su uso por personas con diversidad funcional, con coches de bebé, maletas o compra, o en horario nocturno para mayor seguridad.

El camino a seguir: luchar contra el cambio climático en todas las políticas

Hay numerosas actividades que generan gases de efecto invernadero. Para lograr su reducción es importante que haya coherencia en todas las políticas, y que la lucha contra el cambio climático sea transversal a todas las políticas. EQUO ha propuesto que exista un Ministerio de Transición Ecológica Justa, y una propuesta similar a nivel local dotaría a los Ayuntamientos de una herramienta transversal que supervisaría todas las demás actuaciones.

Buscamos gente que quiera un futuro completamente renovable

Somos muchas las que queremos hacer que la sociedad mejore. Queremos más salud, mejor calidad de vida, un futuro mejor. Y queremos contribuir a dos niveles: tanto personalmente eligiendo opciones más responsables, como en las instituciones, forzando los cambios estructurales necesarios para ello. ¿Contamos contigo?

Deja un comentario