El St. Pauli es un equipo alemán ubicado en el barrio de Sankt Pauli que lleva varios años militando en la Segunda Bundesliga, muy popular en toda Europa y no precisamente por sus éxitos deportivos. Ha destacado todos estos años por su ideología de izquierda, sus reivindicaciones y también por una constante postura antinazi que ha conseguido que se gane el respeto de mucha gente en todo el continente.

La participación de los socios es muy importante para el FC St. Pauli: es la primera entidad deportiva de Alemania que ha incluido una carta de principios fundamentales sobre su gestión y su relación con los aficionados. La asamblea de socios del St. Pauli aprobó el documento por amplia mayoría en noviembre de 2009 que consta de 15 puntos, entre otros, referentes a la deportividad, los derechos humanos, el feminismo, el fair play de los aficionados, las reglas de los patrocinadores y el respeto al medio ambiente.
Fcknzs

Fcknzs

Ahora, en un paso más hacia la unión de socios y club, St. Pauli ha ofrecido a sus socios la posibilidad de diseñar para la temporada que viene una camiseta diseñada por ellos mismos. Para promocionarla les ha dado la posibilidad de comprarla cambiando el nombre del patrocinador, la operadora de telefonía móvil Congstar, por el texto que ellos quisieran. Ha ganado por goleada Fcknzs, el acrónimo de Fuck Nazis (a la mierda los nazis).

El St. Pauli y los nazis

A pesar de la Gleichschaltung, la «nazificación» de la sociedad alemana, impuesta por el NSDAP y recogidas en la «cláusula aria» vigente desde 1933 que obligaba a expulsar a los judíos de las instituciones deportivas, el club continuó admitiendo socios judíos hasta 1940. Entre ellos se encontraban Otto Lang y Paul Lang, fundadores de la sección de rugby. En 1943 se realiza una nueva llamada a los jugadores para ocupar las filas del ejército, viéndose afectado por tal decisión Karl Miller, primer futbolista del Sant Pauli convocado por la Selección.